A pesar del dinamismo exportador a Norteamérica, la producción de vehículos pesados en México cayó 1.4% en septiembre del presente año, comparado con igual mes del 2018, como reflejo de la incertidumbre en el mercado interno ante la ausencia de un combustible limpio, sostuvo la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

El organismo privado reportó que la industria fabricó 16,116 unidades durante septiembre, el volumen más bajo de todo el 2019, al compararlo mes a mes. Además de que no sólo es un ensamble menor al de mismo mes del año pasado sino desde el 2017, cuando produjo 16,406 unidades e incluso del 2015, al producir 16,629 unidades.

El dato de producción reportado en septiembre se contrapone con el comportamiento positivo que había registrado la industria a lo largo del 2019, año que se podría colocar como el de mayor ensamble en la historia de la asociación del autotransporte.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, sostuvo que las cifras de producción durante el noveno mes del año reflejan la caída en las ventas del mercado interno. “Los transportistas no están adquiriendo nuevas unidades porque aún no existe certidumbre respecto a la disponibilidad de diésel ultra bajo azufre (UBA) en todo el territorio nacional”.

Aunque destacó el ritmo de las exportaciones que generan que la industria produzca. Durante septiembre se exportaron un total de 14,168 unidades, lo que significó un incremento de 2.74%, con relación al mismo mes del 2018.

La cifra de exportación en el noveno mes se coloca como la más alta en la historia de la industria nacional y 7% por encima del 2015 (considerado como el año récord, cuando se vendieron 13,231 camiones al exterior).

En este sentido, la demanda de Estados Unidos principalmente ha favorecido a la producción del autotransporte mexicano, pues se encamina a que el 2019 podría coronarse como el año de mayor exportación.

México es considerado como el exportador número uno de tractocamiones al mundo, que es uno de los segmentos que produce.

Los líderes productores de vehículos comerciales y motores como son Dina, Freightliner, Hino, Kenworth, Mercedes-Benz, Scania, Volkswagen, Volvo, Cummins y Detroit Diesel, ensamblaron 158,431 unidades durante los primeros nueve meses del año, que comparadas con las 129,795 unidades del mismo periodo del 2018, se traduce en el incremento de 22.06 por ciento.

En el caso de las exportaciones acumuladas, éstas alcanzaron un total de 133,182 unidades, lo que significa un aumento de 20.93% respecto al 2018.

“Superar las cifras registradas de exportación durante el 2015 representa un logro para la industria de vehículos pesados, éxito que necesita ser replicado en el mercado interno”, pugnó.

El representante de la ANPACT confió en que, en los próximos días, la Secretaría de Energía y Petróleos Mexicanos definan la fecha a partir de la cual se asegurará la disponibilidad de diésel UBA en todo el país.

[email protected]