De acuerdo con el informe New Energy Outlook 2018 de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) a nivel global la energía eólica y solar están en camino para aumentar a casi “50 para el 50” y representar el 50% de la generación mundial de electricidad en el año 2050 gracias a las reducciones abruptas de los costos y la llegada de baterías más baratas que permitirán almacenar y descargar electricidad, cumpliendo con los cambios en la oferta y la demanda.

De acuerdo con BNEF, para mediados de siglo el uso de carbón para la generación de electricidad mundial se reducirá del 38% al 11%, ya que los costos comparativos se desplazan fuertemente a favor de la energía eólica, solar y de las baterías.

En este sentido, el estudio señala que en México la capacidad eléctrica instalada local aumentaría a más del triple en las próximas tres décadas, para pasar de 76 gigawatts instalados hoy hasta 260 gigawatts en 2050.

Las baterías eventualmente representarán el 11% de la capacidad agregada durante dicho período. La energía solar a pequeña escala está en camino a convertirse en una fuente dominante de electricidad en México y para 2050, representará el 30% de la capacidad total.

Las perspectivas de este año del New Energy Outlook (NEO) 2018 son las primeras en destacar el enorme impacto que la caída de los costos de las baterías tendrá en el mix de electricidad en las próximas décadas.

El BNEF predice que los precios de las baterías de iones de litio, los cuales han bajado casi un 80% por megavatio-hora desde 2010, continuarán cayendo a medida que la fabricación de vehículos eléctricos se desarrolle a lo largo de la década del 2020.

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) publicó su análisis anual a largo plazo sobre el futuro del sistema eléctrico mundial, titulado New Energy Outlook (NEO) 2018. El informe de 150 páginas se basa en una investigación detallada realizada por un equipo de más de 65 analistas de todo el mundo, incluyendo el sofisticado desarrollo de sistemas de potencia país por país y de la dinámica de costos en evolución de diferentes tecnologías.

kgarcia@eleconomista.com.mx