América Latina atrajo 153,000 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el 2014, un descenso interanual de 19%, con México encabezando el mayor desplome regional en montos absolutos, informó la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés).

Brasil lideró las entradas de inversiones, con 62,000 millones de dólares, una baja de 4%, mientras que México obtuvo 22,000 millones de dólares, una caída de 52%, detalló el organismo, considerando cifras preliminares.

La contracción de flujos de capitales en la región ocurrió tras cuatro años de crecimientos consecutivos. Las principales causas obedecieron a una reducción de 26% en las fusiones y adquisiciones, y a menores inversiones en las industrias extractivas.

En el comportamiento negativo de México influyó que en el 2013 se registró la compra de Grupo Modelo por la empresa belga Anheuser-Busch InBev, que implicó entradas por 13,000 millones de dólares, y el retiro de AT&T como accionista de América Móvil en el 2014, una desinversión de 5,000 millones de dólares. Venezuela captó sólo 900 millones de dólares (6,000 millones menos que el año previo), debido a un incremento de repagos entre compañías, y los flujos de Argentina bajaron 60%, a 4,500 millones de dólares, entre otros factores por una compensación de 3,500 millones de dólares que recibió la española Repsol por la nacionalización de 51% de YPF en el 2012.

Otras caídas interanuales, cuyas tasas no especificó la UNCTAD, presentaron Colombia, al sumar 15,800 millones de dólares, y Perú, con 7,400 millones de dólares.

Las entradas globales de IED retrocedieron 8%, a 1.26 billones de dólares. China se ubicó en primer lugar (128,000 millones de dólares) y luego Hong Kong (111,000 millones), Estados Unidos (86,000 millones) y Singapur (81,000 millones).

Hubo una transacción atípica con el acuerdo entre la firma estadounidense Verizon Communications Inc y su socia británica Vodafone, que incluyó una recompra de acciones que revirtió 130,000 millones de dólares de inversión extranjera de Estados Unidos.

James Zhan, director de la división de Inversión e Iniciativas de UNCTAD, previó que la cifra estadounidense se recuperará este año, al tiempo que la de China registraría un crecimiento.

Un nuevo proyecto de ley de inversión extranjera apunta a una tendencia de liberalización que haría a China aún más atractiva, pese a que algunos sectores continuarán fuera de los límites para los inversores extranjeros.

China planea el modelo de regulación como el de Estados Unidos y el de Europa, desde un modelo estrictamente controlado de aprobación proyecto por proyecto a uno más liberal , dijo Zhan a la agencia Reuters.

[email protected]