En el último mes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó un incremento de 300,000 personas contratadas de manera directa por un patrón, ello como consecuencia de la reforma en materia de subcontratación, actividad que quedó prohibida en el país desde el 24 de abril de 2021 y cuya cifra es mayor al promedio de los últimos 10 meses reportada de 245,000.

Con lo anterior, de noviembre de 2020 a septiembre de 2021, se tiene un reporte de 2.7 millones de trabajadores vigentes con un patrón, es decir, fuera de una empresa de outsourcing, lo que representa el 63% del total de trabajadores que se encontraban bajo un contrato con empresa prestadora de servicios.

Aún con ello, el IMSS identificó -entre el primero de agosto y primero de septiembre- a 1.6 millones de trabajadores que se encontraban contratados con alguna compañía de subcontratación; no obstante, esta cifra se redujo en 120,000 personas, según el reporte del Instituto; por lo que representan 37% del universo de trabajadores que estaban asociados a una empresa subcontratista.

El IMSS ha informado que aún hay personas que se encuentran en un esquema de subcontratación y representan 1.2 millones de personas; además de que se ha identificado que están contratadas con la misma empresa; aunque también el universo de estos trabajadores se ha ido reduciendo, pues en el período reportado hay 180,000 personas menos.

Asimismo, cabe destacar que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) ha destacado que hay incrementos en el registro de salarios con los cambios patronales, los cuales van del 15% hasta el 32% en estos casos.

En el reporte que presentó el IMSS hay un universo de trabajadores que dejaron de estar vigentes (aunque no detalla el concepto) y representan 17% de los 5 millones de subcontratados que identificó el IMSS en noviembre del año pasado; esta cifra se mantiene en el mismo porcentaje al primero de septiembre, fecha en la que concluyó el plazo para realizar la sustitución patronal.

Al respecto el especialista en Mercados Laborales del BID, David Kaplan, comentó en su cuenta de Twitter que tras la reducción de empleo en la rama de Servicios y el aumento en el empleo permanente, “apunta a que muchos trabajadores subcontratados están siendo contratados directamente por las empresas donde trabajan. Difícil saber qué hubiera sido el empleo formal sin la reforma, pero las cifras de empleo total registrado ante el IMSS han sido buenos recientemente”.

Añadió “es necesario seguir analizando (los datos) pero las primeras cifras son buenas noticias. Hasta ahora el pronóstico de empleos perdidos no se ha cumplido”.

Vale la pena resaltar que el IMSS tuvo un incremento de empleos formales al mes de agosto de 2021 de 128,900 puestos de trabajo, con lo que tiene 20 millones 420,823 trabajadores afiliados.

pilar.martinez@eleconomista.mx