Mazatlán, Sinaloa. Por sorprendente que parezca la inteligencia artificial que, en los últimos años, ha sido implementada en el sector turístico, aún es muy limitada, pues es incapaz de sustituir a la mente humana, aseguró el cofundador de Apple, Steve Wozniak, durante su conferencia magistral en el Tianguis Turístico.

Si bien dijo que estas tecnologías responden a la inmediatez, no pueden, todavía, suplir a los humanos, ya que aún nos enfrentamos a muchos errores.

“Traten de hablar con Siri o con alguno de estos asistentes y verán que no es posible, pues no los entiende, ellos toman una palabra clave y hacen una relación para responder, ahí se notan esos errores”.

Ello se debe, explicó, a que la mente del ser humano descifra cosas que la inteligencia artificial aún no es capaz de descifrar, pues esta tecnología sólo ve pequeñas cosas de las cosas, pero no ve la conexión y la estructura total.

Aseguró que aún está muy lejano el momento en que la inteligencia artificial sustituya laboralmente al hombre. Comentó que él viaja mucho, alrededor de 100 veces al año, por lo que desearía que algún científico hiciera algo para poder realizar muchas cosas en poco tiempo. Explicó que unas vacaciones involucran no sólo el avión, sino el transporte terrestre, el hotel, renta de auto, restaurantes, actividades turísticas, es un todo, que hoy un buen agente de viajes puede englobar.

“Espero que algún día en una tarjeta o en una pulsera pueda, como sucede en Disney, seleccionar el hotel, tener ahí mi pase de abordar, la llave del auto, de la habitación, pero es difícil llegar a ese punto”.

arcelia.lara@eleconomista.mx