El ministro de Petróleo de Venezuela hizo una aparición sorpresiva en un evento energético en la India, en un contexto en el que el atribulado productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) busca estrechar lazos con importantes clientes de crudo luego de recibir severas sanciones estadounidenses.

Manuel Quevedo señaló que su país quiere vender más crudo al país asiático y que las medidas de Estados Unidos han resultado en una pérdida de 20,000 millones de dólares para la economía del país latinoamericano. Quevedo también es timonel de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), cargo al cual el militar fue nombrado a fines del 2017, toda vez que el presidente Nicolás Maduro comenzó a intervenir en buena parte de los cargos ejecutivos de la empresa.

Su llegada a India coincide con la especulación sobre el futuro de la industria petrolera venezolana, luego de una prohibición por parte del gobierno de Donald Trump. Pdvsa intenta retener compradores en otros grandes países consumidores de crudo como China e India, luego de que las refinerías estadounidenses detuvieran sus compras. Estados Unidos quiere que Maduro ceda el poder a un gobierno interino encabezado por Juan Guaidó, asambleísta que afirma ser líder legítimo del país.

“Estados Unidos practica el secuestro de recursos en todo el mundo. Es una persecución financiera. Ahora le quieren robar Citgo Petroleum a Venezuela”, afirmó. Citgo Petroleum Corp es una unidad de Pdvsa y el principal activo extranjero de Venezuela. Opera tres refinerías estadounidenses que suministran aproximadamente 4% de la producción total de combustible de ese país y es el mayor receptor de las exportaciones petroleras de Pdvsa.

Quevedo dijo también en Nueva Delhi que actualmente no se estaba suministrando crudo a Citgo y que no hay escasez de gasolina en Venezuela. El ministro venezolano, que ocupa la presidencia rotativa de la OPEP, dijo que era importante escuchar a todos los países consumidores que representan la demanda de petróleo para mantener el equilibrio en los mercados.

Se espera que India se convierta en el cliente preferido de Venezuela debido a la disposición de la nación a pagar en efectivo, a diferencia de las ventas a China que se efectúan a través de intercambios de petróleo por préstamos, según Sushant Gupta, director de refinación en Asia-Pacífico de Wood Mackenzie. La producción del país de la OPEP podría declinar aún más si no logra asegurar suficientes fondos para inversiones upstream en el futuro, luego de que en enero los volúmenes se redujeran a la mitad respecto a los niveles del 2016, a unos 1.3 millones de barriles diarios.

Quevedo, quien se reunió con el ministro de Petróleo de India, Dharmendra Pradhan, informó que la producción de su país se sitúa ahora en 1.57 millones de barriles diarios.

Proyección al 2020

Producción de crudo en Venezuela caería a 680,000 barriles diarios

La firma de investigación Rystad informó el lunes que la producción de crudo de Venezuela podría caer a 680,000 barriles por día (bpd) en el 2020, desde 1.34 millones de bpd registrados a fines del 2018, considerando el escenario más débil.

“En el escenario base mínimo, en donde el statu quo continúa y Venezuela es incapaz de compensar los efectos de las sanciones de Estados Unidos y asegurar nuevo financiamiento, el país podría ver una reducción adicional de 20% en la producción de crudo este año, con lo que caería a 800,000 bpd, antes de descender a 680,000 bpd en el 2020”, sostuvo Rystad.

Uno de los factores que contribuirían al declive en Venezuela es la imposibilidad bajo las sanciones de Estados Unidos de importar diluyentes, como la nafta, para mezclar con su crudo pesado.

Venezuela importa en la actualidad 60,000 bpd de nafta desde EU. (Reuters)