Tras el compromiso de que el gobierno federal respetará la ley, eliminará “trabas” y generará certidumbre a las inversiones, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) adelantó que habrá más paquetes de infraestructura para presentarlos de manera periódica, los cuales contemplarán proyectos de energía limpia, además de avanzar para abrir las licitaciones y concesiones a privados nacionales e internacionales en las obras como el tren de Querétaro.

Carlos Salazar, presidente del CCE, dijo que el plan de ayer 5 de octubre, representa el primer paso de cinco etapas de inversiones que serán presentados en los próximos meses y ser ejecutables. “Estamos hablando de casi 300,000 millones de pesos que representan 1.3% del PIB, que son proyectos que van a ejecutarse en próximos meses”; incluso, el segundo paquete se anunciará en noviembre, resaltó.

En conferencia de prensa virtual, el dirigente empresarial afirmó que los paquetes de infraestructura “esto incluirá en el tiempo proyectos eólicos y proyectos fotovoltaicos, así que es cuestión de esperarnos al siguiente paquete de inversión”.

El anuncio de hoy no es menor, acotó, pues “ya hay proyectos de energía, que no habíamos tenido en el pasado, incluso en noviembre del 2019 no pudimos incluir proyectos de energía y hoy se anuncian cinco, a través de las alianzas público-privados que pretende hacer Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, proyectos que fueron propuestos por la titular de Energía, Rocío Nahle”. En noviembre se anunciará el segundo paquete, esperamos que haya más proyectos de energía, confió. Todos estos estarían abiertos al proceso de licitación, al igual que en el proyecto del tren de Querétaro.

Desde el primer paquete con 39 obras se verán beneficiados a 37 ramas de la economía nacional, lo que ayudará a reactivar la economía y los empleos, por lo que industrias como el acero, aluminio, cemento, vidrio, otras se verán impulsadas, sostuvo Francisco Cervantes, presidente de la Concamin.

Por su parte, Rogelio Zambrano Lozano, presidente del Consejo de Administración de Cemex, afirmó: “Estoy convencido que el programa presentado el día de hoy con el presidente, ayudará a recuperar la economía del país, a la generación de empleos y el bienestar social”.

Gustavo de Hoyos, en otro frente, comentó que “El plan presentado en conjunto por la Iniciativa Privada y el Gobierno Federal, es una señal esperanzadora. El país está urgido de buenas señales. El hecho de que se anuncie la disposición del Gobierno Federal para que esos proyectos puedan fluir, no es un tema menor, en un ambiente de desconfianza e incertidumbre como el que ha prevalecido y permeado durante los últimos meses”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx