El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) podría limitar la disponibilidad de medicamentos asequibles, advirtió Margaret Chan, jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si estos acuerdos abren el comercio, pero cierran la puerta a medicamentos asequibles, tenemos que plantear la pregunta: ¿es esto realmente un avance? , preguntó Chan ante una audiencia en Ginebra, Suiza. ¿Pueden soportar el costo de 1,000 dólares por una pastilla para tratar la hepatitis C? , consultó Chan a una audiencia compuesta por expertos en salud, académicos y diplomáticos.

En contraste, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, afirmó que no hay nada absolutamente en el TPP que ponga en riesgo el manejo de la política pública de salud de ninguno de los países participantes y esgrimió como una de las ventajas del acuerdo el mismo ejemplo de la hepatitis.

hoy en día no hay un fármaco-químico que cure la hepatitis C; sólo existen para administrar el problema y la afectación. En cambio, ya hubo un descubrimiento de un medicamento biotecnológico que sí sana a las personas de esa enfermedad. Sin duda, la primera dosis de este medicamento puede ser mucho más costosa que el farma-químico. Pero cuando usted analiza, en el tiempo de vida del paciente es infinitamente más barato el biotecnológico que el farmaquímico existente , adujo Guajardo.

El TPP obligará a garantizar una protección de datos efectiva de ocho años a los medicamentos biotecnológico, sin ningún trato diferenciado entre los 12 países integrantes. Hasta que pase ese periodo se permitirá fabricar los productos genéricos más accesibles. Chan aludió que el TPP no logrará encontrar el equilibrio adecuado entre estimular la innovación y mantener los costos de los medicamentos asequibles, y cuestionó que algunas innovaciones recientes han llevado a alzas astronómicas de precios.

[email protected]