Durante la conocida cuesta de enero, el gasto de los hogares mexicanos es 2.2% menor que el de un mes promedio, derivado de que el inicio de año es un reto constante, pues se deben poner en práctica los propósitos de año nuevo, además de que es un mes clave donde se debe definir cómo hacer rendir el dinero, reveló un estudio de Kantar Worldpanel México (KWP).

En consecuencia, casi todas las categorías pierden valor, teniendo su caída más pronunciada las prescindibles que pierden en enero -6.1% de los 299 pesos que se gastan en promedio en otros meses.

En este segmento destacan productos como pañales, insecticidas, alimento para mascotas, lociones, maquillaje, tintes, entre otros, que se compran principalmente en canales de cercanía, puerta a puerta y otros canales modernos.

Los fabricantes y los retailers deben entender este panorama para definir acciones que les permitan estar entre las marcas elegidas o el punto de venta elegido en un mes complejo , aconsejó el country manager de Kantar Worldpanel, Fabián Ghirardelly.

Es un mes difícil para las amas de casa, quienes como primer reto del mes tienen que administrar muy bien el gasto y, por lo mismo, regresan a lo básico. Es por eso que las categorías básicas son las que menos pierden debido a que se compran con mayor frecuencia; 47% de éstas se realiza en las tienditas de la esquina, agregó.

Según KWP, las categorías básicas, como agua, leche, refrescos, papel higiénico, pan y jugos, representan 63% del gasto mensual de un hogar mexicano. Traducido en dinero, el gasto es de 1,046 pesos en promedio; 70% de los hogares compra estos productos por lo menos una vez al mes.

Del gasto de los hogares, 20% se destina a las categorías necesarias -caldos, mayonesa, dentífricos, detergentes para trastes, jabón de barra, bebidas en polvo y servilletas- con un promedio de 332 pesos mensuales.

[email protected]