Enero arrancó con una creación de empleo de 68,995 plazas, una generación de puestos de trabajo menor en 27% al registrado en el mismo periodo en el 2019, y es la más baja para un mes igual desde el 2015, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Cabe señalar que el año pasado, en el arranque de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la generación de empleo alcanzó 94,646 plazas, mismas que no lograron mantenerse en el inicio del 2020.

Asimismo, el número de plazas del primer mes del año no alcanza a cubrir la pérdida que se presentó en el mes de diciembre del 2019, con una cancelación de plazas laborales de 382,210 puestos.

El IMSS informó que “al 31 de enero se tienen registrados 20 millones 490,397 puestos de trabajo; de éstos, 85% son permanentes y 14.2% eventuales”, y destacó que la creación de empleo en los últimos 12 meses es de 316,386 puestos, equivalente a una tasa anual de 1.6 por ciento.

Refirió que los sectores con mayor dinamismo en la generación de plazas laborales durante el primer mes del año fueron el sector de comunicaciones y transportes con 5.7%, servicios sociales y comunales con 2.6% y comercio con 2.4 por ciento.

En contraste, los sectores de la construcción y de industrias extractivas reportaron números negativos con menos 1.4% y menos 0.6%, respectivamente. Los estados con los mayores incrementos anuales en altas laborales son Nayarit, Campeche y Querétaro, con porcentajes superiores a 4.5% por ciento.

Las entidades federativas con la menor generación de empleo fueron Durango y Coahuila con menos 0.7% y menos 0.4%, y siete estados no alcanzaron 1% en la generación de puestos de trabajo.  José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, comentó que “la preservación del empleo y la generación de bienestar dependen de la reactivación industrial, de otra forma el 2020 volverá a presentar las cifras adversas que se contabilizaron durante todo el año pasado”.

Añadió que “hay una tendencia que va a la baja, eso lo empezamos a notar desde el mes de noviembre, diciembre y ahora en enero, es un hecho que la creación de empleo formal está perdiendo fuerza, sobre todo en el sector industrial en donde hubo nulo crecimiento”.

Para el especialista, hay un claro riesgo de que caiga el consumo, “ese consumo interno que mantuvo a la economía el año pasado estará en riesgo en la medida en la que no se genere empleo, ni siquiera eventual”.

Por su parte, el especialista de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo, David Kaplan, comentó en redes sociales que continúa la desaceleración del crecimiento del empleo, además de que el empleo eventual continúa mostrando una tendencia a la baja.

Cabe destacar que la pérdida de 382,210 del mes de diciembre no se recuperará de manera rápida; “el año pasado se recuperaron después de ocho meses, pero así como arrancó el mes de enero lo que podemos ver es que tardará más la recuperación de las plazas canceladas”, dijo De la Cruz.

El IMSS informó también que el 31 de enero del 2020 el registro de patrones fue de 1 millón 895 empleadores, cantidad 2.4% superior a la observada un año antes, aunque, sólo durante enero, se dieron de baja 898 patrones, lo cual, dijo el instituto, se debe a “factores estacionales”.

Por otro lado, al 31 de enero el salario base de cotización de trabajadores asegurados alcanzó 396.2 pesos diarios, cantidad que representa un incremento anual nominal de 6.4%, la segunda mayor variación para un mes de enero de los últimos 10 años.