En términos absolutos, la crisis mexicana de empleo por la pandemia del Covid-19 ya superó a su homóloga de 1995, pero no así en términos relativos. De marzo a junio pasados se cancelaron un millón 113,677 puestos de trabajo formales, cifra que ya rebasó el millón 78,124 bajas que se registraron en la crisis económica de 1995, de acuerdo con las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Esta última crisis, desatada a finales de 1994 con lo que se conoció como “el error de diciembre”, tuvo un impacto en el empleo que se prolongó por 10 meses, período en el cual se destruyó 10.5% de los puestos de trabajo formales que había antes del estallido.

El registro del IMSS pasó así de contabilizar 10 millones 301,252 trabajadores al 30 de noviembre de 1994 a nueve millones 223,128 al 30 de septiembre de 1995, mes a partir del cual comenzó la recuperación de puestos de trabajo.

No sería sino hasta abril de 1997, 19 meses después, cuando el cómputo del IMSS regresó a un nivel similar al que tenía previo a la crisis, al contabilizar 10 millones 395,110 trabajadores.

En lo que corresponde a la actual crisis, que empezó en marzo pasado (después de que se anunciara el primer caso confirmado de Covid-19 en México a finales de febrero), el millón 113,677 despidos netos acumulados de marzo a junio, representan ya una merma de 5.4% de los 20 millones 613,536 trabajadores registrados que había al 29 de febrero.

estados con mayor afectación en empleo por coronavirus

No obstante, en los últimos dos meses se ha observado una desaceleración en el número de plazas de trabajo canceladas, que tocó su máximo en abril con la pérdida de 555,247, para bajar a 344,526 en mayo y quedar en 83,311 en junio pasado.

Desde otra óptica, durante la crisis de empleo de 1995, la tasa promedio a la cual se destruyó empleo durante cada uno de los 10 meses que se prolongó la depresión fue de 1.1%, mientras que en la actual crisis esa medida es de 1.4%, lo que indica que ha sido más acelerada.

Durante junio pasado, la caída anual del número de asegurados del IMSS fue de 4.3% a 19 millones 499,859, con lo que se colocó como el descenso más brusco desde febrero de 1996, cuando se ubicó en 4.7 por ciento.

En términos de niveles, el número de asegurados al cierre de junio es la cifra más baja desde la observada en diciembre del 2017 (19 millones 418,455), de modo que el empleo destruido hasta la fecha equivale a lo que se había creado en prácticamente dos años.

El pasado 28 de junio, el presidente Andrés Manuel López Obrador pronosticó que este mes de julio se detendría ya la pérdida de empleo, acorde con la relajación sistemática de la cuarentena para frenar el Covid-19 que se ha observado desde el 1 de junio pasado, cuando inició la llamada “nueva normalidad”.

En la última Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Junio de 2020, que aplica el Banco de México a diferentes corredurías, la media del pronóstico de reducción anual de pérdida de empleos fue de un millón 141,000.

En términos más amplios, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, estimó en su última Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo, que alrededor de 12 millones de personas perdieron su fuente de ingresos laborales. De estos más de 90% pertenece a la economía informal y salieron temporalmente de la fuerza laboral.

[email protected]