El dinamismo económico que presentan los estados del Bajío ha resultado una catapulta para diversos sectores de proveeduría, como el de refrigeración y aire acondicionado, cuyo crecimiento anual es de 45% en la región.

Las entidades que componen esa región: Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Aguscalientes crecieron 5.5% en el 2011, de acuerdo con Banamex.

Sofanor Alarcón, vocero de la Sociedad Americana de Ingenieros en Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE, por su sigla en inglés), refiere que esta industria, constituida por la manufactura de equipos, así como venta, instalación y mantenimiento, registra en México tasas de crecimiento anuales de entre 20 y 25%, por lo que en el Bajío el dinamismo es casi el doble.

PUNTOS FUERTES

Estas cifras, según el entrevistado, convierten al Bajío en uno de los mercados con más posibilidades de florecer en una gran variedad de ramas, principalmente en la construcción y la manufactura de medios de transporte.

Alarcón explica que a la llegada de grandes inversiones en los sectores de manufactura automotriz, así como aeroespacial, se suma una mayor construcción de edificios altos y cerrados (sin ventanas) que requieren de aire acondicionado, así como de más casas de ingreso medio. Para 1996, detalla, apenas 10% de las viviendas de clase media contaba con aire acondicionado, mientras que ahora es de 80 por ciento.

El crecimiento en el Bajío es muy importante para nosotros, han llegado muchas empresas del norte y hasta del centro. Es un área impresionante de oportunidades, las cuales superan actualmente las capacidades de respuesta del mercado del aire acondicionado , destaca.

Asegura que otras regiones fuertes, por ser el centro de los grandes complejos de oficinas del país, son el DF y Monterrey, además de Cancún, donde los hoteles de alto nivel buscan refrescar sus estancias.

OTROS MOTIVOS PARA CRECER

Aunado a ello, afirma que el negocio de las tiendas de conveniencia que se expande por todo el país es otro de sus aliados a la hora de crecer, ya que todas usan sistemas de refrigeración y aire acondicionado, así como el cambio climático y el incremento de temperaturas en los estados ya de por sí calurosos, lo cual juega en su favor.

El vocero cuenta que entre los principales retos del sector está el de alargar la vida de las empresas dedicadas a la instalación y al mantenimiento, ya que 90% de ellas son pyme.

Esta industria registra ventas finales en México por más de 2,000 millones de dólares anuales y emplea al menos a 150,000 personas.

[email protected]