Las cantidades vendidas por los establecimientos de comercio minorista (retail) bajaron 9.9% en diciembre frente a igual mes del 2017 y acumularon una retracción anual de 6.9%, según un relevamiento de la Confederación de la Mediana Empresa (Came).

Con el desplome de casi 10% de diciembre, los comercios cumplieron 12 meses consecutivos a la baja. En el mes, las ventas online subieron 3.1%, mientras que las realizadas en locales tradicionales descendieron 11.2 por ciento.

Came destacó que el comercio electrónico apenas representa todavía 8% del despacho minorista total en los sectores relevados, por lo que no alcanzó a compensar la reducción.

“Diciembre fue un periodo de venta lenta pero constante, con el flujo más masivo concentrado en la semana previa a la Navidad. Si bien esta celebración no fue la mejor, sirvió para levantar la actividad del mes. Aunque este año, el consumo de bienes en esa fecha compitió fuerte con el de servicios y se sintió”, sostuvo el informe.

En ese periodo, 72.1% de los negocios físicos consultados tuvo bajas anuales en sus ventas; en cambio, 23.3% creció (8.9% en noviembre) y 4.6% se mantuvo sin cambios.

Los derrumbes más profundos se registraron en la venta minorista de materiales para la construcción (-15.9%), electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares (-13.8%), muebles (-13.5%) y bazares y regalos (-13.4 por ciento).

En alimentos y bebidas, las ventas en cantidades disminuyeron 4.3% interanual y acumularon un declive de 3.2% en el año.

Las promociones agresivas de los hipermercados también contribuyeron a restar ventas a las pymes de este sector.

En indumentaria, la salida se redujo 11.5% frente al mismo mes del año pasado y suma así un descenso en cantidades de 6.8% a lo largo del año. El despacho se concentró principalmente en la semana anterior a Navidad.