El razonamiento por el cual la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reasignó la elaboración de un proyecto para resolver el amparo en revisión 717/2016 promovido por Telcel en contra el Artículo 208 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) tuvo que ver con el principio jurídico de que todos los ministros que integran esa sala deben conocer y opinar sobre el contenido de todos los proyectos de resolución que se hayan presentado con anterioridad, de ser el caso, para emitir una postura definitiva sobre el asunto.

Para llegar a esta decisión, la Primera Sala de la Corte se basó en el artículo decimoséptimo de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, según citan las versiones estenográficas de la sesión del 10 de julio de la Primera Sala: “...La nueva integración de la Sala dio lugar a una votación diferente que impide al ministro ponente (Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena) tomar en cuenta las exposiciones hechas durante las discusiones originales, razones por las que se estima justificado el returno, en términos del artículo 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación...”.

De esta manera, queda descartado que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación haya habido “mano negra” para favorecer o afectar a algún agente económico en lo relativo a las tarifas on-net/off-net que combate Radiomóvil Dipsa, controlante de Telcel, en contra de varios párrafos del Artículo 208 de la LFTR que le prohíben fijar tarifas y condiciones diferenciadas en los servicios que se originan y terminan en su red.

 “En la votación anterior no estaba uno de los ministros, que es quien haya sido nombrado recientemente. Entonces, para que la votación se haga en términos de lo que cada uno de sus integrantes argumenta sobre el tema, sin dejar fuera al nuevo ministro, el proyecto se tiene que returnar”, explica Agustín Ramírez, abogado especializado en telecomunicaciones y radiodifusión y profesor de la Universidad Anáhuac.

“Este es un argumento válido y, por ejemplo, si la votación es por mayoría y en el primer proyecto no pudo opinar el nuevo ministro, no pueden votar este segundo proyecto, que además es contrario al primero, sin escuchar los argumentos del nuevo ministro”, añadió Ramírez.

El nuevo ministro en cuestión que se integró recientemente a la Primera Sala de la Corte es Juan Luis González Alcántara Carrancá, elegido por el Senado de la República como nuevo miembro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 20 de diciembre de 2018 con 114 votos a favor.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación turnó por tercera ocasión a otro ministro la construcción de un proyecto para resolver el amparo en revisión 717/2016 de Telcel. Este recurso se presentó contra varios preceptos escritos por el Congreso de la Unión en el Artículo 208 de la LFTR que le prohíben fijar tarifas o condiciones diferenciadas, esto por ser considerado el agente económico preponderante de su sector

El proyecto reasignado este miércoles fue construido por el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien a su vez atrajo el caso tras la negativa de la Primera Sala a un primer proyecto del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo. 

En enero de 2016, el Juzgado Primero de Distrito Especializado en telecomunicaciones negó un amparo a Telcel y en junio de ese mismo año, el Segundo Tribunal Colegiado Especializado remitió el expediente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que lo retomó bajo el expediente A.R. 71/2016 y entonces lo asignó al ministro Pardo Rebolledo, quien a su vez planteó negar el amparo a Telcel, pero cuyo proyecto fue desechado en abril de 2017 en la Primera Sala, para luego ser asignado al ministro Ortiz Mena, quien se decantó por amparar a esa operadora.