En la tercera licitación de la Ronda Uno mexicana, donde se adjudicó el total de las 25 licencias para campos terrestres en concurso, destaca que las ganadoras, predominantemente mexicanas, optaron por la carencia de riesgo exploratorio y la operación con infraestructura existente en las zonas, según los análisis de KPMG. Entre los ganadores con mayor número de campos hay empresas con experiencia en actividades muy concretas y focalizadas geográficamente, así como prestadoras de servicios y una canadiense que apuesta por México para revertir sus pérdidas financieras.

Fundada en 1973, Grupo Diavaz inició como prestadora de servicios de buceo a Petróleos Mexicanos (Pemex). Se ha diversificado desde entonces hasta tener una flota propia, contratos de compresión de gas, incluso la asignación directa de la operación integral del campo Ébano, con el cual migrará al nuevo esquema. En la tercera fase de la Ronda Uno, obtuvo dos contratos en campos al sur y al norte del país.

Con la experiencia adquirida, Diavaz busca incrementar la producción, con base en procesos de extracción más eficientes , aseguró Luis Vázquez Sentíes, presidente del Consejo de Administración de esta empresa, en un comunicado.

La canadiense que obtuvo tres campos al ofertar regalías entre 64.8 y 88.1% de sus ingresos antes de impuestos, tiene activos por 1 millón 980,000 dólares, mismos que se redujeron en 51% en los primeros nueve meses del 2014 y mismo periodo de 2015.

Con ello, la compañía reportó pérdidas por 2 millones de dólares al cierre de los primeros tres trimestres del año, mismas que se multiplicaron por 2.6 en comparación con las que obtuvo el año anterior. La firma asegura en su último reporte a la Bolsa de Toronto que la inversión que realizará en México será sustancial para obtener ganancias y revertir la situación de pérdidas y el endeudamiento acumulado de 5.7 millones de dólares con que llegó a este periodo.

La adjudicación de estas propiedades de petróleo y gas es un paso importante para la compañía para convertirse en un operador importante en ese país , dijo Craig Steinke, director general y consejero delegado de Renaissance en un comunicado a la Bolsa de Valores de Toronto, tras los resultados del martes.

STRATA Y GEO ESTRATOS

La otra gran ganadora de esta licitación, con tres campos gasíferos colindantes en Burgos, es la empresa con sede en San Pedro Garza García, Nuevo León, Strata Campos Maduros. De acuerdo con el portal Strata BPS, la firma se concentra en México, donde espera obtener shales, además del sur de Texas, en donde cuenta con operaciones terrestres en Eagle Ford y el condado de Gonzales en Texas, además de convencionales en el campo Wharton.

Finalmente, el licitante que mayor número de campos obtuvo fue el consorcio entre una firma de Tamaulipas, con sede en Tampico y Ciudad Madero, Geo Estratos, que conformó una filial Geo Estratos Mxoil Exploración y Producción para juntas ganar cuatro campos con una superficie de 150 kilómetros cuadrados entre Veracruz y Tamaulipas. Geo Estratos cuenta con 40 especialistas, según el portal de la firma.

[email protected]