Un aluvión de críticas presionaba esta semana a Twitter y a otras compañías tecnológicas para aislar al foro online 8chan, después de que la plataforma fuera utilizada para anunciar una masacre por tercera vez este año.

Empleando la etiqueta #untwitter8chan, los usuarios instaron al presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, a expulsar a 8chan de la plataforma.

8chan, que se describe en su perfil verificado en la red social como "Los confines más oscuros de Internet", se ha convertido en un caldo de cultivo de contenidos de extremistas blancos.

Twitter ha estado "eliminando proactivamente el contenido que viola nuestras políticas y colaborará con las fuerzas de seguridad, según corresponda", dijo el portavoz de la compañía, Ian Plunkett, que rechazó hacer comentarios sobre 8chan.

Presuntamente, el joven que mató a tiros a 22 personas en un hipermercado de Walmart en El Paso, Texas, el sábado, publicó un manifiesto de cuatro páginas en 8chan antes del ataque, que calificó como una "respuesta a la invasión hispana de Texas".

El sitio web fue utilizado previamente este año por los hombres que atacaron dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, y una sinagoga en Poway, California.

8chan, dirigida por un estadounidense residente en Filipinas, intentaba mantenerse en línea el lunes después de que la empresa de seguridad cibernética Cloudflare le eliminó como cliente en respuesta al tiroteo de Texas.

Rápidamente encontró alojamiento en Epik, firma con sede en Seattle que acogió el pasado año al sitio neonazi Daily Stormer y a Gab, una red social a favor de la "libertad de opinión".

Ambos se habían quedado sin proveedor de servicios por razones similares: el Daily Stormer después de que los usuarios ayudaran a organizar una manifestación en Virginia que acabó siendo violenta, y Gab después de que el atacante de la sinagoga de Pittsburg la usara para expresar puntos de vista antisemitas.

"Nuestros servicios satisfacen la creciente necesidad de un proveedor de servicios neutral que no cancele arbitrariamente las cuentas por presiones sociales o políticas", escribió en un comunicado Rob Monster, presidente ejecutivo de Epik.

No obstante, en cuestión de horas, tras ser alertado sobre 8chan por el exdirector de seguridad de Facebook, Alex Stamos, el propio proveedor de infraestructura web de Epik, Voxility, canceló la relación con su cliente.

El domingo, Stamos reiteró su petición a las "compañías de tecnología responsables" para que bloqueen a 8chan impidiendo enlaces al sitio, con el argumento de que esta plataforma se emplea como herramienta de reclutamiento.

8chan no parecía tener ninguna cuenta oficial en Facebook , aunque en la red social había enlaces disponibles a su sitio web. Una portavoz indicó que los enlaces directos con el manifiesto del agresor estaban siendo bloqueados.

Una búsqueda en Google no devolvió ningún enlace directo al sitio web, pero sí la cuenta oficial de Twitter de 8chan, que enlaza a su página principal.

Fundador de 8chan dice que creó "un monstruo"

El creador de una plataforma de mensajería online de extrema derecha relacionado con tres tiroteos en los que murieron decenas de personas se autodescribió como un "ingenuo e ignorante", al tiempo que comparó a 8chan con el monstruo de Frankenstein, sin límites a su extremismo.

El estadounidense Fredrick Brennan, de 25 años y residente en Filipinas, dijo que la plataforma libre que creó en 2013 se ha convertido en un enjambre de supremacismo blanco, odio anónimo y neonazismo desde que la vendió a un compatriota e indicó que "a veces" siente algo de culpa.

"Si pudiera dar marcha atrás y no crear 8chan, probablemente lo haría", dijo a Reuters en una entrevista.

"Ha llegado a un punto en que si un asesino de masas quiere hacer una matanza, elige 8chan para publicar su manifiesto", dijo Brennan.

La página principal de 8chan despliega de manera destacada la frase "acepta la infamia", lo que atrae a gente afectada por una gran ira, señaló. "Parece que no hay otro lugar donde ir en términos de lo extremo que es".

erp