El sector empresarial de la región que abarca el foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) exhortó a los gobiernos de las 21 economías miembros de ese bloque a no restringir los flujos de comercio internacional de medicamentos y productos médicos.

"Salvar vidas es obviamente lo que más importa en este momento", dijo la presidenta del Consejo Asesor Empresarial de la APEC (ABAC), Dato Rohana Tan Sri Mahmood. "Eso exige colaboración en toda la región sobre el conocimiento y las herramientas que necesitamos para combatir los impactos en la salud y mitigar las consecuencias económicas más graves en el corto plazo", agregó.

"También tenemos que sentar las bases para una rápida recuperación económica mientras la peor parte de la tormenta comienza a disminuir", dijo.

El ABAC ha escrito a los Ministros de Comercio y Relaciones Exteriores de APEC para instarlos a liderar las posibilidades de eliminación de barreras al comercio de las herramientas esenciales para combatir la pandemia, incluyendo equipos médicos, medicinas y artículos básicos de protección como jabón, desinfectante y equipo de protección personal.

"Como complemento de este esfuerzo, las economías deberían facilitar el comercio de estos suministros críticos simplificando y agilizando los procedimientos fronterizos, y deberían flexibilizar las normas para que los trabajadores esenciales, incluidos los profesionales médicos, puedan cruzar las fronteras para atender las zonas más necesitadas”, dijo.

Al APEC lo conforman: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea, Malasia, México, Nueva Zelandia, Papua Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.

ABAC fue creada por los líderes de APEC en 1995 para ser la principal voz de los negocios en APEC. Cada economía tiene tres miembros que son nombrados por sus respectivos líderes. Los de México son representantes de la ANIQ, el Comce y Coca-Cola FEMSA.

"Apuntalando todo esto, las economías de APEC deberían, por supuesto, compartir sus experiencias de acciones para contener la pandemia, intercambiar datos e investigaciones, y colaborar en medidas de salud pública", añadió Dato Rohana.

Advirtió que las acciones deben ir más allá de abordar la salud. "Esto se está convirtiendo rápidamente en una crisis financiera y económica también", señaló. "Los efectos en los trabajadores, las empresas y las cadenas de suministro ya son graves. Nos preocupan especialmente las pequeñas empresas, los trabajadores por cuenta propia y los de la economía informal, que están mal equipados para soportar estos impactos", comentó.

[email protected]