Después de que S&P Global Ratings bajara la calificación crediticia de Colombia y de empresas como Ecopetrol, Grupo Sura, Ocensa, Grupo Sura, Isagen, Emgesa, entre otras; la agencia Fitch Ratings afirmó que las empresas colombianas permanecen bien posicionadas para resistir la incertidumbre.

"Las empresas entran en este período turbulento con sólidas posiciones de liquidez y cronogramas de amortización de deuda manejables. El entorno de bajas tasas de interés y la exposición moderada al tipo de cambio son factores favorables adicionales", dijo Natalia O'Byrne, directora senior de Fitch.

De acuerdo con Fitch, hay algunos aspectos como las manifestaciones, los bloqueos en las vías y el tercer pico de contagios por Covid-19 que pueden afectar la recuperación económica. "Negativamente, los disturbios sociales prolongados pueden afectar el ritmo de la recuperación económica y preparar el escenario para mayores impuestos y menores tasas de crecimiento", dijo O'Byrne.

Consecuencia también de la incertidumbre, en abril, el Índice de Confianza Comercial en el país cayó 13.1 puntos y el de Confianza Industrial 11.9 puntos por menores expectativas a futuro. Con la llegada del tercer pico de la pandemia y sus restricciones, sumadas al inicio del Paro Nacional, abril se configuró como el mes con la confianza más baja para los empresarios en el año. Según registró Fedesarrollo en su encuesta de Opinión Empresarial, tanto el Índice de Confianza Comercial como el Índice de Confianza Industrial presentaron una reducción mensual.