Pasadas las elecciones del 1 de julio, en las que Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia de México y posterior a la incertidumbre que se generó acerca del futuro económico, político y social del país, los empresarios de los sectores de construcción, manufacturas y comercio se mostraron más optimistas en julio que en el mes de junio, especialmente mostraron percepciones positivas sobre la situación económica del país en el futuro.

Producción y exportaciones: blanco del sector manufacturero

A través de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial, realizada por el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), el sector manufacturero pronunció tener un mejor panorama para el futuro de sus empresas, especialmente en la producción, las exportaciones de sus mercancías y en los inventarios de productos terminados.

Las empresas que integran el sector manufacturero se presentaron más confiadas en la economía de México que en los meses anteriores. El Indicador de Confianza Empresarial Manufacturero se ubicó por encima del umbral y registró un crecimiento de 2.0% en relación con el mes previo.

Los empresarios dedicados a las manufacturas comunicaron su percepción positiva del futuro del país, expresada en un incremento de todos los indicadores considerados: la confianza en la existencia de un momento adecuado para invertir (2.0%), la visión positiva del país actualmente (2.1%), la confianza en que la situación económica del futuro será mejor (3.6%), además, aumentaron la confianza en la situación económica presente y futura de la empresa (1.0% y 2.0% respectivamente).

Empresas comerciantes ven oportunidad de aumentar ventas

Dentro del sector comercial se presentó una expectativa positiva para el futuro de las empresas que lo conforman en julio de este año; específicamente consideraron que existe un mejor ambiente para aumentar las ventas, así como de recibir ingresos por consignación o comisiones. De acuerdo con el Inegi, también se cree que el sector podrá tener un mayor nivel de personal ocupado.

La confianza para las empresas dedicadas al comercio también aumentó en julio del 2018, respecto del mes anterior; el Indicador de Confianza Empresarial del Comercio creció 3.7% y al interior, se registraron incrementos significativos en la confianza de los comerciantes para invertir (6.1%) y de la situación económica actual en México (6.1%). Los empresarios comerciales expresaron también un mayor nivel de confianza en el futuro del país (4.5%), en la situación económica presente de sus empresas (1.2%) y el futuro de éstas (0.7 por ciento).

Constructoras confían en el aumento del valor de sus obras

En días anteriores, especialistas consideraron que el sector constructor puede ser uno de lo más beneficiados por el proyecto de descentralización encabezado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Trasladar las dependencias gubernamentales a desde la capital del país a diversas entidades no sólo implicará un aumento de obras sino también puede beneficiar a la población mediante la generación de empleos, un mayor nivel de ingresos y dinamismo económico.

Por medio de la EMOE, los empresarios del sector constructor aseguraron mantenerse optimistas respecto de la situación futura en México. Se consideró que el valor de sus obras puede aumentar, ya sea como contratistas principales o como subcontratistas; también mostraron expectativas positivas de aumentar el número de contratos realizados y el personal ocupado en sus empresas.

Las empresas constructoras elevaron su confianza en el séptimo mes del 2018, con un nivel 3.5% mayor al de junio del mismo año. La mejor perspectiva que se tiene en este sector es de una mejor situación económica del país en el futuro, la cual creció 5.0%. El indicador que mide la confianza empresarial para invertir adecuadamente en el sector constructor creció 3.3%; y la percepción favorable que tienen de su empresa actualmente aumentó 2.2% y la que se piensa para el futuro creció 0.8 por ciento.

[email protected]