En la alta dirección se espera una recuperación económica paulatina durante este 2021; sin embargo, 53% cree que las ventas serán menores a las de 2019 y sólo 32% considera que serán superiores, de acuerdo con el estudio Perspectivas de la alta dirección en México 2021, realizado por KPMG.

El grado de recuperación dependerá del tipo de industria, debido a que unas se han visto más afectadas que otras: “Va a ser paulatina, dependiendo de cuándo se vayan apagando los semáforos rojos. No se prevé que esto vaya a ser durante el primer semestre de 2021, aunque muchas empresas prevén empezar la recuperación en el segundo semestre”, señaló Celin Zorrilla, socio líder de clientes y Mercado de KPMG en México y Centroamérica.

El estudio también destaca que 61% de los encuestados prevé que sus ventas van a disminuir en el primer semestre de 2021, mientras que 49% cree que aumentarán durante el segundo trimestre; sin embargo, 72% de los empresarios considera que las ventas incrementarán dentro de tres años.

“Las empresas se están hipersegmentando e hiperfragmentando para cumplir la necesidad del cliente y sobre esa necesidad ir avanzando en nuevas líneas de producto y servicio para atender y fortalecer el crecimiento, en este caso, su recuperación”, detalló Celin Zorrilla.

Cambiará el modelo de negocio

La encuesta realizada a 1,307 miembros de la alta dirección de empresas en México le cuestionó a los líderes si ante la aplicación de la vacuna en el primer semestre del año cambiarían su estrategia de negocio y 56% mencionó que desarrollará un modelo híbrido (físico y digital), mientras que 18% continuará con el modelo a distancia. 

“La evolución digital llegó para quedarse, independientemente de que se vacunen o no”, destacó Celin Zorrilla.

En este sentido 45% mantendrá el home office y 44% planea volver a las instalaciones, principalmente los sectores de manufactura, automotriz, hotelería y construcción, que requieren presencia física.

Cuáles serán las prioridades

El estudio destaca que 60% mantendrá entre sus prioridades la salud y cuidado de los colaboradores, que 81% considerará la innovación en modelos híbridos para tener una adecuada gestión de operación, principalmente en producción, logística y comercial. Además, 77% encuentra prioritario realizar inversión en seguridad y prevención de fraudes y 60% prevé la restructuración financiera.

“Antes veíamos la centralidad en el cliente, sigue siendo, pero ahora también el manejo y la gestión de talento toma una alta importancia a raíz de los modelos híbridos”, dijo,  Celin Zorrilla.

Para aumentar la resiliencia empresarial, la Alta Dirección planea centrarse en la experiencia del cliente (54%), invertir en digitalizar procesos (50%), crear nuevos modelos de negocios digitales (48%) e invertir en las habilidades de talento (34 por ciento).