Hugo Sigman, el CEO del Grupo Insud, es uno de los hombres de negocios más importantes en argentina, alineado además ideológicamente con el actual gobierno. Sigman acaba de inaugurar una planta de producción de biosimilares en la provincia de Buenos Aires, donde congregó a los personajes más importantes del ámbito privado y público incluido el presidente Alberto Fernández.

El empresario asegura que invierte en la Argentina por rebeldía, ya que su entorno suele preguntarle cuál es la razón para elegir el país cuando la situación económica es adversa, los costos son mayores a los del primer mundo europeo y su familia está en España.

El empresario asegura que invierte en Argentina por rebeldía. Esto debido a que en el país del sur hay una gran tradición biotecnológica, es uno de los países que empezó a hacer biosimilares en el mundo, hay excelencia académica y trayectoria productiva. “Es por llevar a Argentina en las venas y tratar de superar fracasos con un acto como el armar una planta como la que inauguramos”.

“En Argentina hay un sistema de propiedad industrial particular interesante. Hay patentes como en cualquier país, pero hay muchos productos que las empresas dejan de patentar en Argentina, entonces es un estímulo para hacerlos y patentarlos tempranamente”.

Además, agregó que existe una vocación sanitaria frente a un problema que está tomando una magnitud desmesurada y que pone en crisis la financiación de los sistemas públicos y privados que es el costo de los medicamentos. “Que nosotros seamos capaces de fabricar un producto similar al existente es un buen estímulo para competir y siempre que hay competencia, bajan los precios. Nuestro rol es favorecer la accesibilidad y evitar que el sistema entre en crisis.”

Respecto a una baja en el costo de los medicamentos, Sigman señaló que “el conflicto es que un producto importado paga 0% de arancel. Realmente no entiendo por qué. El presidente Fernández informó en la inauguración que no es posible bajar los impuestos hoy y eso lo entiendo, pero por lo menos que sean similares a lo que nos cuesta acá producir.”

Con la creación de la nueva planta de mAbxience los costos van a bajar. Sin embargo, es más barato producir en España, lugar donde reside el empresario, que en Argentina e importar cuesta cero. “Esto tiene que servir como reflexión para las autoridades de tratar de igualar de alguna forma a la producción local, por lo menos subiendo lo que pagan los productos importados. La producción nacional no es de empresarios nacionales sino producidos en Argentina”, refirió.

Respecto a los medicamentos gratis para los jubilados, Sigman dijo que aún desconoce a detalle el régimen del gobierno. “Hay que dar medicamentos gratis a la gente que los necesita, pero ha habido experiencias de abusos. Por ejemplo, es raro que una jubilada compre muchos anticonceptivos, pero ha pasado. Son trampas que existen”.

Por último, el empresario consideró que hay un sector que con un poco de inteligencia generaría mucha inversión, y éste es el forestal. “Hay una oportunidad, si el gobierno se sienta con el sector y encuentra los estímulos necesarios para que se exporte e industrialice”.