En junio pasado, el empleo formal en México tuvo su peor comportamiento para un mismo mes desde el 2002: se perdieron 14,244 plazas de trabajo, de acuerdo con cifras divulgadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social; se trata del peor inicio de sexenio en materia de empleo desde el mandato de Vicente Fox.