La llegada de Emirates Airlines a México con la ruta Dubái-México, haciendo escala en Barcelona, y de regreso, es una apuesta de largo plazo, por lo que existe la disposición de operar en el aeropuerto que se construye en la base militar de Santa Lucía o en la terminal de Toluca si así lo piden las autoridades en su momento.

Y lo harían junto con su nuevo socio local: Interjet.

“Estamos muy felices de inaugurar la ruta. La Ciudad de México es un destino que nosotros queríamos tener desde hace muchos años. Es un tipo de turismo muy emocionante y de comercio atractivo que se puede convertir en un motor económico para esta región”, dijo el vicepresidente senior de Operaciones Comerciales para las Américas de la aerolínea, Salem Obaidalla.

El directivo fue uno de los pasajeros que aterrizó este lunes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y un día después encabezó una conferencia de prensa en la que el secretario de Turismo del gobierno federal, Miguel Torruco, fue el invitado de honor y no perdió la oportunidad para agradecer la confianza de la empresa por el país.

De la felicitación pasó a la sugerencia, aún con lo polémico que resultó el arribo de Emirates Airlines, que incluso fue acusada de estar subsidiada, que le permiten generar una competencia en desigualdad de condiciones ante sus competidores.

“Yo veo en un futuro, el gran sistema metropolitano compuesto por tres aeropuertos que pueda servir como hub (centro de operaciones) para Emirates y de esa forma distribuyan al turismo en todo el mundo, a través del gran aeropuerto que está construyendo el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y sigan sus vuelos”, agregó Torruco.

En rápida respuesta, el gerente para Latinoamérica de la aerolínea, Scott Lantz, expresó la disposición para operar en la terminal que se les asigne, incluyendo las instalaciones de Santa Lucía que se planean inaugurar el 21 de marzo del 2022.

“Si nos dicen, en algún momento, que tenemos que operar desde otro aeropuerto o en un sistema de tres, estamos dispuestos a hacerlo dónde nos indiquen” comentó Lantz.

En colaboración

Sin dejar de pensar en el futuro, los directivos de la aerolínea con sede en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, manifestaron estar disfrutando el presente, que implica siete vuelos a la semana y en el encuentro, más de una ocasión, agradecieron a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la colaboración para obtener las autorizaciones correspondientes atendiendo los requisitos que les imponían.

Con gusto, dijo, Obaidalla, van a colaborar en la promoción de los atractivos mexicanos para atraer más viajeros de Barcelona, Dubái y zonas aledañas.

Así, la llegada de la aerolínea número 24 al AICM, fue resumida por el secretario de Turismo: Viva la competencia, porque con la competencia se esmeran siempre los participantes a mejorar el servicio, costo y eso es en beneficio de la población.

[email protected]