La justicia brasileña ordenó embargar bienes y abrir el secreto bancario y fiscal del expresidente de Petrobras José Gabrielli, como parte de la investigación del escándalo de corrupción en la petrolera estatal.

La resolución fue cursada a pedido del Ministerio Público de Rio de Janeiro y alcanza también al exdirector de Servicios de la firma, Renato Duque, y otros exejecutivos, informó la prensa local.

La decisión adoptada el miércoles por la justicia de Rio de Janeiro busca esclarecer si existió una sobrefacturación de obras en la ampliación y modernización de dos centros que tiene Petrobras en ese estado.

Gabrielli fue presidente de Petrobras entre el 2005 y 2012.

Al menos 39 personas, entre empresarios de constructoras y exdirectivos de la petrolera, son investigados por su presunta vinculación con este caso.

Las principales constructoras del país, congregadas en un cártel, pagaban sobornos a cambio de millonarios contratos. Se investiga además si hubo sobrecostos en las obras.

Según la policía federal, la red de corrupción movió unos 4,000 millones de dólares en la última década.

abr