Directivos en México de Colliers observan un fenómeno coyuntural de exceso de oferta en el mercado de oficinas, derivado de las crisis sanitaria y económica, de la incorporación a este mercado de nuevos desarrollos, lo cual contrasta con la caída de la demanda, ocasionada por el cierre de la actividad económica, que generó una caída del PIB de -4.2% en nuestro país.

Después de un año de crecimiento negativo, las empresas del mercado de oficinas buscan levantarse mediante alternativas flexibles en espacios de oficinas y horarios de trabajo, en un entorno de menor ocupación de espacios, lo que genera oportunidades y reconversiones en el sector inmobiliario, adaptando edificios inicialmente destinados a oficinas, a espacios de usos mixtos: escuelas, vivienda, hoteles de negocios, entre otros.

En este contexto, Colliers, empresa global de servicios inmobiliarios, asesora en México a las empresas y dueños de inmuebles en la toma de decisiones que incluyen la gestión de un bien raíz de cualquier tipo, ya sean terrenos, edificios de oficinas, naves industriales, o centros comerciales.

Con la finalidad de dar un servicio de asesoría integral, Colliers añadió una amplia gama de servicios de investigación de mercados, administración de propiedades, valuación, gestoría, administración de contratos, gestión de proyectos, servicios de inversión y consultorías.

En suma, esta firma inmobiliaria internacional, a través de una consultoría profesional especializada regionalmente, aporta su expertise acorde a las necesidades de cada cliente.

El mercado de oficinas resintió las crisis Las crisis sanitaria y económica son una tendencia global que en el 2020 registró una contracción mundial de la economía de 4.3%, de acuerdo con el Banco Mundial. En México fue de -4.2%, según lo reporta el Indicador Global de la Actividad Económica, en tanto que la Inversión Fija Bruta en la construcción bajó 11.7% en el 2020, según cifras del Inegi.

En este escenario, el mercado de oficinas resintió la crisis económica, derivada del confinamiento de la población por la crisis sanitaria. Disminuyó la plantilla laboral, así como el uso de oficinas por la adopción de nuevas modalidades de trabajo –principalmente el Home Office–. Esto generó que aumentará la disponibilidad de espacios de oficina en las ciudades donde opera Colliers: Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Querétaro. 

Los edificios en construcción, es uno de los retos que enfrenta el mercado de oficinas en México, del cual Sergio Reséndez, Director de Colliers Monterrey, explicó que la opción de los dueños de estos inmuebles es reconvertirlos a usos mixtos, detener la obra dependiendo del nivel de avance, o renegociar los plazos con las entidades financieras en caso de haber solicitado créditos para financiar el proyecto.

Explicó que “se espera que en México el exceso de oferta de oficinas sea coyuntural, logrando un ajuste en la tasa de disponibilidad en un plazo no mayor a tres años”. Con las medidas sanitarias, y los avances en el proceso de vacunación, “consideramos que las actividades económicas se normalizaran de manera paulatina, y en consecuencia, la economía del país. Ya empezamos a ver un mayor movimiento en el sector inmobiliario, producto de la operación de empresas y comercios”, destacó Ausencio Lomelín, Director de Colliers Ciudad de México.

SOS del mercado de oficinas en México

Con presencia en siete ciudades mexicanas, cuatro directivos de Colliers advierten que empresas con edificios de oficinas demandan ayuda en sus estrategias de reconversión y gestión de oficinas”.

Juan Carlos Méndez, Director de Colliers Guadalajara, comentó que lo anterior ocurre porque en la nueva normalidad se observa ya una transformación en los espacios de trabajo que tienden a satisfacer las necesidades del cliente actual. Colliers oferta así servicios de valor agregado que inciden en el reacondicionamiento y reconfiguración de los espacios de trabajo, alineadas a las medidas sanitarias.

La tecnología es otro factor que aumentó la disponibilidad de oficinas, pues “las empresas se dieron cuenta de que con ella pueden sacarle provecho a la colaboración de sus empleados en línea, lo cual impactará en una mayor disponibilidad de oficinas”, precisó Sergio Reséndez.

Reactivación optimista en la CDMX

En la Ciudad de México, Ausencio Lomelín destacó que trimestre a trimestre se observa un menor ritmo de crecimiento del inventario del mercado de oficinas, ya que en el primer trimestre del 2021 se sumaron 20,000 metros cuadrados, cifra 85.7% inferior a la reportada en el mismo periodo del 2020, en la cual se agregaron 140,000 metros cuadrados de nuevos inmuebles.

“En el primer trimestre de 2020, antes de que la emergencia sanitaria se “formalizará”, la actividad de mercado fue de 200 mil m2, en los siguientes dos trimestres la actividad disminuyó hasta llegar a los 50 mil m2, pero, en el último trimestre, la actividad repuntó hasta 126 mil. Sin embargo, en el primer trimestre de 2021, nuevamente cayó hasta 64 mil m2.

Aunque esto apunta hacia una cierta estabilización de la demanda de oficinas, la desocupación ha sido un factor fundamental para entender el comportamiento del mercado, en ese sentido, al ser más significativa que la ocupación los últimos meses, el diagnóstico general del mercado de oficinas resulta moderadamente desfavorable.

 Prevemos una recuperación en los indicadores del mercado, estos ajustes serán graduales y en sintonía con el comportamiento de la economía, el desarrollo de la pandemia y avance en los programas de vacunación.

 Creemos que las organizaciones regresaran en mayor medida a sus espacios tradicionales pero que también adoptarán en mayor o menor medida esquemas de trabajo remotos, flexibles  y colaborativos¨.

Usos múltiples, la opción en Monterrey

En Monterrey, la oferta del mercado de oficinas creció 6%, al ubicarse en una tasa del 24% de sobre oferta durante la pandemia, explicó Sergio Reséndez.

Comentó que previo a la crisis sanitaria ya había un exceso de oferta del 18%, debido al aumento de la inversión en nuevas construcciones por el exceso de cash, de capital, explicó.

Ante el regreso a la normalidad, Sergio Reséndez comentó que el mercado de oficinas en Monterrey aún está en la etapa del análisis de qué estrategia seguir, tema del cual Colliers identificó, mediante un sondeo, que tal regreso se dará en una proporción 80/20. Es decir, el 80% del personal regresará a la oficina y el 20% se quedará en Home Office. Estimó que el 15% de este último vivirá un sistema híbrido. En el mercado de oficinas, estimó, se levantarán más rápido aquellos empresarios de edificios que establezcan una estrategia de usos múltiple: vivienda, comercio, oficinas, hoteles, pues les dará la oportunidad de compensar pérdidas de un giro con otro. Incluso, la industria mueblera busca crear mobiliario para oficinas flexibles.

Se democratiza el mercado de oficinas en Guadalajara Juan Carlos Méndez, director de la oficina en Guadalajara de Colliers comentó que antes de la pandemia existían proyectos inmobiliarios en desarrollo, pues la región experimentaba un crecimiento sostenido, lo que ocasionó un aumento del 23% en el inventario de oficinas, pero la ocupación de espacios redujo la sobre oferta a 20 por ciento.

Con la desocupación de inmuebles en la ciudad de Guadalajara, surgió el fenómeno “movimiento de clientes”,  quienes cambian de categoría de edificios. Es decir, que al desocuparse los espacios ya acondicionados para el segmento de oficinas de alta gama, los clientes que regularmente no cuentan con el capital para acondicionar el espacio, ahora migran a edificios clase A+, explicó.

Surgió también el fenómeno de reducción de los precios de cierre, con la opción de negociar el arrendamiento de espacios con contratos y costos flexibles”, detalló.

Corporativos sustentan crecimiento futuro en Querétaro

La ciudad de Querétaro también experimenta exceso de oferta, ocasionado por la incorporación de nuevos inmuebles. Sin embargo, algunos de ellos cuentan con grandes proyectos en construcción y grandes corporativos los respaldan. Es el caso de Santander en el Distrito Querétaro, intermediario financiero que sumará 30,000 m2 de absorción de oficinas nuevas, lo que representa una buena señal de crecimiento futuro de la oferta, explicó Andrés Lomelín, Director de Colliers Querétaro.

De los proyectos inmobiliarios, destacó que en Querétaro se sumaron alrededor de 26,000 m2 de espacios de oficina disponibles al cierre del primer trimestre de 2021. Al tiempo que la entrada de jugadores como Torre Cápita, un nuevo desarrollo clase A+ ve un futuro listo para captar a corporativos y empresas internacionales que buscan expandir sus operaciones en nuevos mercados.

Agregó que en el primer trimestre del 2021 se observó una absorción de 4,000 m2 de renta de oficinas, un incremento significativo en comparación con el trimestre anterior, lo que refleja una recuperación económica favorable del sector en esta ciudad.

Paquete fiscal de EU jalará al sector en México

En Colliers México “buscamos el liderazgo en el mercado inmobiliario, captando e impulsando en el mercado local las nuevas tendencias del mercado de oficinas global: flexibilidad, espacios más verdes o Eco-Friendly, amenidades más amplias y su acceso a todas las personas que conviven en estos edificios”, explicó Andrés Lomelín.  

Con el plan de estímulo económico de Estado Unidos aprobado el pasado mes de marzo de 1.9 billones de dólares, mencionó Juan Carlos Méndez, se ha observado una cantidad importante de visitas de compañías americanas que quieren iniciar operaciones en México o ampliarlas en nuestro país.

En Colliers se prevé que la recuperación será gradual y en sintonía con el comportamiento de la economía, el desarrollo de la pandemia y el avance en los programas de vacunación.

“Consideramos que las organizaciones regresarán en mayor medida a sus espacios tradicionales, pero que también adoptarán, en mayor o menor medida, esquemas de trabajo remotos, flexibles y colaborativos.” puntualizó finalmente Juan Carlos Méndez.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.