El barómetro de las mercancías indica un nuevo debilitamiento del comercio en el primer trimestre de 2020, proyectó la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Al igual que su contraparte de servicios, el Barómetro de Comercio de Bienes tiene como objetivo medir el impulso e identificar puntos de inflexión en el crecimiento del comercio mundial.

Actualmente la medición en tiempo real de las tendencias del comercio es del 95.5 menos que el 96.6 registrado el pasado mes de noviembre, y muy por debajo de 100 que es el valor de referencia del índice. Este resultado inferior a la tendencia podría reducirse aún más debido a una nueva amenaza sanitaria mundial.

Como tal, este indicador complementa las estadísticas y pronósticos comerciales de la OMC y otras organizaciones. Las lecturas de 100 indican un crecimiento en línea con las tendencias a mediano plazo; las lecturas superiores a 100 sugieren un crecimiento superior a la tendencia, mientras que las inferiores a 100 indican un crecimiento inferior a la tendencia.

Por ello, es probable que el crecimiento del comercio mundial de mercancías siga siendo débil a comienzos de 2020, según el Barómetro de la OMC sobre el Comercio de Mercancías publicado el 17 de febrero.

El barómetro toma como base a los datos prospectivos mejor disponibles. Este reporte, sin embargo, no tiene en cuenta los desarrollos recientes, como el brote de COVID-19, la nueva enfermedad por coronavirus, que puede reducir aún más las perspectivas comerciales.

En particular, las estadísticas comerciales de la OMC muestran que el volumen del comercio mundial de mercancías disminuyó un 0.2% en el tercer trimestre de 2019 en comparación con el año anterior.

Si bien las cifras de crecimiento interanual para el cuarto trimestre pueden repuntar ligeramente, la última lectura del barómetro no proporciona indicios de una recuperación sostenida.

De hecho, el crecimiento del comercio interanual puede caer nuevamente en el primer trimestre de 2020, aunque las estadísticas oficiales para confirmar esto sólo estarán disponibles en junio.

La caída en el barómetro desde noviembre ha sido impulsada por disminuciones adicionales en los índices de envío de contenedores (94.8) y materias primas agrícolas (90.9), así como la estabilización del índice de productos automotrices (100.0).

Aunque los índices de pedidos de exportación (98.5), el flete aéreo (94.6) y los componentes electrónicos (92.8) están todos por debajo de la línea de base, parecen haberse estabilizado y normalmente se espera que aumente en los próximos meses.

Sin embargo, cada componente del Barómetro del Comercio de Bienes estará influenciado por el impacto económico de COVID-19 y la efectividad de los esfuerzos para tratar y contener la enfermedad.

rmorales@eleconomista.com.mx