Del tercer trimestre de 2012 al mismo periodo del 2013, el número de trabajadores asociados al sector primario –agricultura, ganadería y pesca- cayó en 20 de las 32 entidades federativas, de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI.

Se trata de Oaxaca, Baja California, Sonora, Yucatán, Coahuila, Morelos, Guerrero, Quintana Roo, Puebla, Jalisco, México, Zacatecas, Tamaulipas, Colima, Campeche, Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro, Baja California Sur y Distrito Federal, los cuales registraron reducción en un margen de entre el 32.9 y el 2.3 por ciento.

Mientras tanto, a nivel nacional se registró una contracción del empleo en esta rama del 3%; al pasar de 2.63 millones de trabajadores subordinados y remunerados a 2.55 millones.

No obstante, existieron casos donde el empleo obtuvo repuntes importantes: Guanajuato con un alza del 42.3%, Chihuahua con 32.3%, Sinaloa con 26.8%, Durango con 19.2% y San Luis Potosí con 14.3 por ciento.

De acuerdo con el análisis, El Impacto de la Crisis en el Sector Agropecuario en México , de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Economía de la UNAM, en general en la última década el campo mexicano ha presentado poco dinamismo y una pérdida constante en el empleo y la competitividad.

Esto, a pesar de estar menos sujeto a los vaivenes de los mercados internacionales al contar con una base importante de su actividad en el mercado interno.

Dado el contexto adverso en esta rama de la economía, existe un desplazamiento constante de la mano de obra hacia otros mercados, como pueden ser otros sectores productivos o la migración, principalmente hacia Estados Unidos.

El documento refiere que la disponibilidad de recursos para financiar el fortalecimiento de la actividad por parte de la banca comercial, de desarrollo y la iniciativa privada se ha visto desalentada debido a la poca productividad asociada al sector, generando un círculo vicioso.

En promedio, actualmente esta rama de la economía aporta el 8.9% del empleo remunerado en los 31 estados de la República y el Distrito Federal.

En el periodo referido, en términos nominales en Puebla fue donde se registró la mayor caída en el número de plazas (37,548), seguido de Baja California (25,471) y Oaxaca (25,114).

En días recientes, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que impulsará una reforma agraria profunda con el fin de revertir el atraso y poca competitividad en el sector.

En tanto, destacó que su gobierno ha establecido al campo como una prioridad, ya que el presupuesto para la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para 2014 es de 82,900 millones de pesos, 7,500 millones más que lo otorgado en 2013, con el fin de acercar financiamientos para el sector.