En el mes de enero el sector agroalimentario mantuvo su tendencia positiva, pues las exportaciones mostraron un incremento de 14.4%, equivalente a 2,826 millones de dólares, más que lo reportado en el mismo periodo de 2017 cuando la cifra fue de 2,471 millones de dólares.

De acuerdo con datos del Banco de México las importaciones aumentaron 7.0%, es decir, 2,067 millones de dólares más en relación al año anterior. Teniendo así un superávit de 759 millones de dólares.

En este marco, el gobierno federal presentó un balance del sector que ha cambiado y le dio la vuelta a la balanza comercial dejando un campo con mayor valor, “nunca nadie lo hubiera advertido. El campo no había valido tanto como ahora”, y ocupa el tercer lugar como generador de divisas, después de las manufacturas y la industria automotriz, afirmó Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia de la República.

Al respecto, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), José Calzada Rovirosa, sostuvo que el cambio que se le dio al campo, desde 2015, está relacionado con la estrategia de pasar de volumen a valor, “lo que nos interesa es que los productos que se cultivan sean de valor, pero que esta producción primaria vaya acompañada de valor”.

Por otra parte, destacó “estamos lejos de nuestro potencial como país, es una cuestión que tengo que reconocer, de las millones de hectáreas que tenemos aún hay áreas con amplio rezago, otras que se han tecnificado, pero la lucha no ha concluido”.

En esta nueva etapa que tiene que ver con recurso para el productor, añadió, a penas empieza porque cambiamos el modelo, “antes era producir más, hoy es ganar mejor y eso tiene que ver con mecanización y acceso los mercados internacionales”.

Juan Carlos Anaya, director general del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, comentó que “el valor de las exportaciones manufactureras sumaron 17,512 millones de dólares; el automotriz, 6,870 millones de dólares y el sector agroalimentario 2,826 millones de dólares, lo que mantiene al sector agroalimentario como estratégico”.