El negocio de la leche en Zacatecas no es sencillo para una cooperativa y menos cuando debido a la sequía la capacidad productora decae en 40%, comenta Iván de Jesús Carrera Flores, director general de Leche Real, marca de productos lácteos propiedad de Sociedad Cooperativa La Fresnillense.

Esta empresa, conformada por 85 socios lecheros cuenta actualmente con una participación del mercado zacatecano de 45%, único estado donde se comercializa, sin embargo antes de la sequía que azota al norte del país también contaba con presencia en Durango, Coahuila y Aguascalientes.

Antes de la falta de lluvias, esta cooperativa producía 13,000 litros diarios de leche; sin embargo, con la muerte del 40% de las aproximadas 7,000 cabezas de ganado con las que contaba, ahora ronda los 8,000 litros, los cuales dirige exclusivamente a la demanda en Zacatecas.

FALTA FINANCIAMIENTO

El entrevistado comenta que ante crisis como ésta, las sociedades cooperativas padecen la falta de capital, ya que las pérdidas se traducen directamente en los bolsillos de los productores, sin dinero con el cual reponerse.

Además, se encuentra la competencia contra los grandes consorcios lecheros que pueden disponer de campañas publicitarias masivas.

No obstante, las desventajas bien valen la pena frente al precio justo que se le paga al productor: 30% por arriba de lo que pagan las grandes empresas, lo que se traduce en un trato equitativo entre los socios.

Carrera asegura que tras la crisis, la empresa está volviendo a levantar el vuelo y para marzo esperan contar de nuevo con 60% del mercado zacatecano en sus manos y reestablecer la producción lechera a más de 12,000 litros diarios.

Entre los próximos proyectos está el acceder al Fondo Pyme para hacer uso de recursos en materia de publicidad y mercadotecnia, que le ayuden a aumentar la presencia que ha perdido en Zacatecas y los estados cercanos.

erick.ramirez@eleconomista.mx