Las adendas al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) incluyeron nuevas regulaciones sobre el uso de patentes en la región.

El texto revisado del T-MEC impide la disponibilidad de patentes para nuevos usos, métodos o procesos de un producto existente. Además, las revisiones a ese tratado limitan la circunstancia cuando hay un ajuste disponible para extender un plazo de patente por demoras en el proceso de aprobación del mercado.

Otra de las adendas modifica la disposición de vinculación de patentes para proporcionar “recompensas efectivas”, como un periodo de exclusividad de mercado, para una impugnación exitosa a la validez o un hallazgo de no infracción de una patente.

En cuanto a los productos biológicos, el T-MEC revisado elimina un periodo de 10 años de exclusividad de datos, en virtud del cual un biosimilar no puede utilizar ensayos clínicos generados por el biológico de referencia (de marca) para obtener la aprobación de comercialización. Estados Unidos actualmente ofrece un periodo de exclusividad de 12 años, mientras el de Canadá es de ocho años y el de México abarca cinco años.

Asimismo, con las adendas se eliminó un periodo de exclusividad de tres años que evitaría que un fabricante genérico utilice los datos clínicos presentados en relación con una solicitud de aprobación de comercialización para nuevos usos de un producto aprobado previamente.

El texto aclara que la excepción de revisión regulatoria permite que una persona que no sea el titular de los derechos use, venda o importe un producto cubierto por una patente existente para generar información utilizada en el proceso de aprobación de comercialización.

El pasado 10 de diciembre, los tres países acordaron un protocolo de enmienda al T-MEC. Las enmiendas incluyen modificaciones a elementos clave del texto original con respecto a la solución de controversias, disposiciones laborales y ambientales, derechos de propiedad intelectual y requisitos de acero y aluminio en las reglas de origen para automóviles. Luego, el 13 de diciembre, la administración del presidente Donald Trump presentó al Congreso estadounidense la propuesta de legislación de implementación del T-MEC, que también refleja las enmiendas recientes.

El mismo día, se introdujo la Ley de Implementación del T-MEC (H. R. 5430) en la Cámara de Representantes. A su vez, 16 de diciembre, se presentó el proyecto de ley complementario en el Senado (S. 3052). El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara aprobó la legislación el 17 de diciembre del 2020 y la cámara en pleno la aprobó el 19 de diciembre con una votación de 385-41.

Compuesto por 34 capítulos y 12 cartas al margen, el T-MEC retiene la mayoría de los capítulos del TLCAN, realizando cambios en las disposiciones de acceso al mercado para automóviles y productos agrícolas, y en normas como la inversión, la contratación pública y los derechos de propiedad intelectual. También, se abordan  temas como el comercio digital, las empresas estatales y la desalineación de la moneda.

[email protected]