Durante el 2018 la producción total ampliada de las actividades relacionadas con la salud pública fue equivalente a 5.7% del PIB nacional. 

Esto implicó un crecimiento de 0.4 puntos porcentuales en comparación con la producción registrada en el 2008 (5.3% del PIB), de acuerdo con cifras de la Cuenta Satélite del Sector Salud del Inegi (Instituo Nacional de Estadística y Geografía).

El Producto Interno Bruto Ampliado (PIBA) del sector salud se compone del valor monetario que representan las actividades económicas relacionadas con la salud como servicios médicos y hospitalarios públicos y privados o la distribución y comercio de medicinas o enseres necesarios. El PIBA también incluye el valor de las actividades no remuneradas relacionadas con el sector salud como los cuidados en hogares o el trabajo comunitario. 

El crecimiento de la producción del sector salud se explica, en gran medida, por un aumento de las actividades no remuneradas realizadas en los hogares que pasaron de representar el 1.3% del PIB en 2008 a representar el 1.6% del PIB en 2018.

Destaca que para realizar estas actividades no remuneradas los hogares mexicanos requirieron de 5,656 millones de horas. Y de haber contratado a alguien para realizar estas actividades tendrían que haber desembolsado cerca de 378,210 millones de pesos. 

Por su parte, las actividades económicas relacionadas con el sector salud se mantuvieron más estables, del 2008 al 2018 sólo incrementaron 0.1 puntos porcentuales pasando de representar 4.1 a 4.2% del PIB nacional.

Sector salud generó 5 de cada 100 empleos 

Las actividades relacionadas con el sector salud generaron 2 millones 204,897 empleos durante el 2018. El total de plazas ocupadas dentro de este sector equivale al 5.1% del total que se registraron durante ese lapso.

Destaca que en el sector salud 9 de cada 10 empleos generados fueron directos, el trabajador fue contratado directamente por el patrón. Sólo 1 de cada 10 fue contratado por un tercero o bajo esquemas de subcontratación. 

La esfera donde más empleos se generaron fue la de los servicios hospitalarios; el 27.6% de los ocupados en el sector salud se ubicó ahí. En segundo y tercer puesto están los rubros de servicios médicos de atención ambulatoria y servicios de administración pública de la salud, donde se ocuparon el 20.1 y el 10.1% de los empleados respectivamente. 

El resto se ocupó en el comercio de bienes relacionados con la salud y otros servicios relacionados. 

En el sector salud las plazas se generan prácticamente por igual tanto en el sector privado como en el público. Las instituciones públicas de salud dieron empleo al 50.8% de los empleados totales del sector, las privadas ocuparon al 49.2% restante.