La iniciativa presentada por el senador panista Javier Lozano Alarcón y miembros de su grupo legislativo sobre el apagón analógico hace prever retrocesos para que la televisión digital sea una realidad en el país. Por un lado, plantea re-encender las señales apagadas, que implicaría costos no previstos, y también aplazar un año todo el proceso, lo que pudiera afectar a la tercera cadena de TV que transmitirá por señales digitales.

Telconomia recordó que la iniciativa panista plantea terminar con los apagones escalonados y definir al 31 de diciembre del 2016 como la fecha nacional de encendido de la televisión digital, por tanto ordenaría al IFT a restablecer las señales analógicas previamente cesadas.

NOTICIA: CadenaTres desmiente demanda por apagón

El proyecto contrarrestaría avances que se han tenido desde 2013 ordenando restaurar señales analógicas que ya fueron suspendidas en áreas donde se consiguió una transición exitosa. Esto obligará a los concesionarios y permisionarios a restituir la transmisión simultánea de señales digitales y analógicas a pesar de que en estas localidades la segunda señal tenga una penetración minoritaria , dijo Telconomia.

La iniciativa panista también habilitará que el IFT esté en posibilidad de entregar decodificadores para cubrir el 90% mínimo de penetración de equipos receptores de televisión digital que es necesario para proceder con el apagado de las señales analógicas.

De aprobar el Congreso una adecuación a la Constitución sobre el tema del apagón analógico, podría crearse una asimetría entre CadenaTres con respecto a Televisa y TV Azteca. Mientras que los dos primeros grupos sí tenían transmisiones analógicas a nivel nacional, el segundo no, pues las frecuencias que ganó en la licitación IFT-1 para tener cobertura nacional son solamente de TDT .

NOTICIA: Ven en Lozano incongruencia

Al prohibir los apagones escalonados, la ley obligaría a mantener estas condiciones incluso cuando los hogares ya no reciban de señales analógicas , añadió la consultora.

Aparte, el retraso de la fecha no permite un año entero para trabajar en reducir la brecha de la Transición Digital Terrestre.

Con la prohibición de hacer entregas y difusión durante la primera mitad del 2016, el programa para entregar decodificadores adicionales contará con menos de seis meses para ejecutarse y estaría sujeto a que el IFT cuente con recursos para ello .

NOTICIA: Son insensibles, revira Lozano

El presupuesto del IFT podría resultar insuficiente para un programa de decodificadores. Por ejemplo, si se plantean entregar 3.2 millones a razón de 650 pesos por aparato, tan sólo la compra de ellos alcanzaría los 2,080 millones de pesos, superando incluso los 2,000 millones de pesos que el IFT solicitó para 2016 como presupuesto, lo que implica entonces destinar más recursos del erario para equipar a la población, eso sin tomar en cuenta hasta 2,000 millones adicionales que solicitan permisionarios para equipamiento , comentó Telconomia en un informe.

undefined

Con información de Nicolás Lucas

mac