La fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República promueve disminuir de 30 a 25% la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR) que aplica a las personas morales.

“La tasa media de impuesto sobre la renta empresarial en toda la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) bajó de 32.5%, en el 2000 a 23.9% en el 2018, por lo que no hay motivo que justifique que en el país se mantenga en 30%; es innegable que se necesitan acciones consensadas para impedir una recesión más profunda en las familias mexicanas y el sector productivo, y reglas claras que ayuden a paliar los efectos negativos entre los más necesitados’’, cita la iniciativa de reformas a la Ley del Impuesto sobre la Renta confeccionada por Víctor Fuentes Solís.

En medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, refiere el proyecto en la exposición de motivos, sería benéfico el cambio planteado porque cerca de 50% de las micro, pequeñas y medianas empresas han sido afectadas; las mipymes, alertó el senador por Nuevo León, corren peligro de bajar la cortina y cerrar de manera definitiva al no contar con ingresos para pagar a sus trabajadores.

Aunque la miscelánea fiscal para el ejercicio del 2010, promulgada el 7 de diciembre del 2009, estableció una tasa de 30% del ISR para personas morales, que aplicaría únicamente durante los siguientes tres años y en el 2013 descendería a 29%, explicó, ésta no ha disminuido.

“La medida se mantuvo durante la pasada administración y en la presente; es decir, se sigue gravando el ingreso y causando un perjuicio a los contribuyentes cautivos con actividad empresarial como son las micro, pequeñas y medianas empresas’’.

La carga fiscal que se traslada de forma directa al bolsillo de los contribuyentes cautivos, detalló, representa más de 50% del presupuesto contemplado para el 2020, y ante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus resultará en detrimento de la generación de empleos.

[email protected]