El servicio de trenes de alta velocidad de Eurostar reanudó el lunes 19 de enero su servicio por completo, transportando pasajeros y cargas entre Reino Unido y Francia, aunque con ciertos retrasos, dos días después de una suspensión por la presencia de humo en el túnel que corre por debajo del mar.

El sábado 17 de enero, miles de pasajeros quedaron varados o debieron interrumpir su viaje cuando todo el tráfico en el Eurostar debió suspenderse. Una carga humeante en la parte posterior de un camión activó una alarma antihumo, lo que provocó el cierre. Los operadores trataron de reanudar el servicio el domingo 18 de enero, pero se vieron afectados por un apagón.

El servicio de trenes se vio afectado por otro revés el lunes 19 de enero: se inició un pequeño incendio cerca de las vías al norte de París, según el servicio de bomberos regional. Eurostar dijo que el tráfico estuvo interrumpido brevemente antes de reanudarse con normalidad, luego que el fuego fue controlado.

Eurostar dijo a los pasajeros que el lunes 19 de enero habría retrasos en los trenes de alrededor de una hora. Una portavoz dijo que se realizaban trabajos de ingeniería en una de las tres secciones del túnel, afectando el tráfico.

El Eurotúnel, de 50 kilómetros y la única conexión terrestre entre Gran Bretaña y el continente europeo, es utilizado por pasajeros y para carga.

rarl