Los principales ejecutivos de Volkswagen (VW) sabían desde hace un año que algunos de los vehículos fabricados por la empresa tenían un uso mucho menos eficiente de combustible de lo que aseguraba la información oficial, reportó el diario Bild am Sonntag sin especificar sus fuentes.

A comienzos de noviembre, VW reveló que había subestimado el nivel de las emisiones de dióxido de carbono y el uso de combustible en alrededor de 11 millones de vehículos diésel en todo el mundo.

Según el reporte del diario, meses después de conocer del uso excesivo de combustible de los autos, el ex presidente ejecutivo Martin Winterkorn decidió retirar del mercado un modelo Polo TDI BlueMotion, en el que la discrepancia era muy notoria, 18% por sobre el valor indicado por el fabricante . En ese momento, VW dijo que las razones del retiro eran las bajas cifras de venta del modelo.