Las empresas o particulares que construyeron edificios en los últimos 20 años y que se colapsaron o fueron afectados por el sismo de la semana pasada tendrán que asumir sus consecuencias, porque es posible que no hayan cumplido con la normatividad vigente, aseguró Isaac Memun.

El presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en el Valle de México dijo que no tienen reporte de que alguno de los inmuebles habitacionales que se derrumbaron fue desarrollado por sus empresas afiliadas, que suman 150.

“De las cerca de 45 construcciones caídas, 80% fueron edificios y lo que sabemos es que no son de nuestros asociados, pero en este momento de revisión que hacemos junto con el Colegio de Arquitectos, no estamos diferenciados si lo hicieron nuestras empresas u otras independientes o afiliados a otros organismos”, comentó.

A pesar de que aún no se cuenta con toda la información para deslindar responsabilidades de los daños en los inmuebles, ya se han escuchado diversas voces de denuncia por anomalías y falta de atención a los afectados.

Incluso, el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, compartió en su cuenta de Twitter los datos de las mesas del Ministerio Público instaladas en las delegaciones Coyoacán, Benito Juárez y Cuauhtémoc, para denunciar fraudes en construcción.

Bajarán precios de edificios viejos

El representante de Canadevi recordó que la mayoría de los daños se registraron en infraestructuras que tenían más de 30 años de antigüedad.

“Vimos una ciudad que soportó el terremoto relativamente bien. Fue más fuerte que el del 1985 por la velocidad con la que llegó, pero independientemente de los daños sufridos, fueron menores en las cerca de 300,000 viviendas que se construyeron desde entonces”, explicó.

Para atender a los afectados, Memun dijo que toda la vivienda que se otorga a través de un crédito bancario, de Infonavit o Fovissste, cuenta con un seguro, además de que las empresas constructoras deben entregar un certificado de garantía sobre las estructuras y los materiales, por ejemplo.

“Todo lo que está en proceso de crédito (20 o 30 años) tiene seguro y las personas afectadas deben solicitarlo. En los casos que quedan fuera de esta situación se podrá acceder a los recursos del Fonden”, comentó.

¿Se afectarán los precios de las viviendas en los polígonos afectados?

Creo que la referencia de todas las propiedades que no sufrieron daños, que son bastantes, nos da la seguridad y tranquilidad de que la gente puede comprar un edificio en las mismas condiciones de precio que hasta la semana pasada.

¿Veremos variaciones de precio en el corto plazo?

No lo creo en los casos de vivienda nueva, pero sí lo van a sufrir los edificios antiguos porque a la gente nos dará miedo comprar o instalarnos en algo que se construyó hace muchos años y se pueda colapsar.

¿Qué deben aprender los compradores?

Con anterioridad nos hemos quejado ante las autoridades de que debe haber profesionales en el sector. Desafortunadamente hay personas que no tienen la experiencia y se ponen a construir sin tomar en cuenta las reglas y normas. Lo que pasó nos debe recordar la necesidad de preguntar sobre el historial de las constructoras, el qué han hecho y si han sido afectados o no sus edificios.

[email protected]