La petrolera colombiana Ecopetrol anunció el lunes que adquirió el 30% del descubrimiento Gato do Mato en Brasil, tomando una parte de la participación que tiene la multinacional Shell.

El acuerdo involucra los intereses, derechos y obligaciones en dos áreas que corresponden al Contrato de Concesión BM-S-54 y al Contrato de Producción Compartida Sul de Gato do Mato, ubicados costa afuera en la cuenca Santos de Brasil, dentro del denominado Presal, una de las zonas con mayor potencial de hidrocarburos en el mundo.

Con el acuerdo Shell reducirá su participación del 80% al 50% y continuará como operador, mientras la francesa Total conservará el restante 20 por ciento.

"Además de las compañías petroleras, en el contrato de producción compartida también participa el gobierno de Brasil, a través de Pré-Sal Petróleo S.A. (PPSA)", precisó Ecopetrol en un comunicado sin mencionar el monto de la transacción.

Ecopetrol estimó que podría incorporar cerca de 90 millones de barriles de crudo en recursos contingentes a partir de 2020, que se irán adicionando de forma paulatina a su balance de reservas.

Además, su participación en la producción podría llegar a cerca de 20,000 barriles diarios de crudo en 2025.

"Esta adquisición nos permite balancear nuestro portafolio con mayor cantidad de hidrocarburos livianos", dijo Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, citado en el comunicado.

Ecopetrol, que genera la mayoría de la producción de petróleo de Colombia y controla las dos principales refinerías y la mayor parte de la red de oleoductos y poliductos del país, tiene un plan de inversiones de entre 3,500 y 4,000 millones de dólares para este año, ligeramente por encima del año pasado, enfocado en exploración y producción de hidrocarburos.