La economía mexicana 'sale nuevamente a flote' ante del crecimiento de 4.3% entre enero y marzo de este año, luego de cinco trimestres de retroceso, destacó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

'La recuperación comienza a despegar, en un contexto de inflación controlada, bajas tasas de interés, control de las finanzas públicas y mejoría del mercado laboral', expone en su publicación Reacción Institucional.

A pesar de que los mercados financieros siguen dominados por el nerviosismo, reconoce, la planta productiva nacional ofrece signos positivos, impulsada fundamentalmente por la demanda externa, en particular por el mercado estadounidense.

La industria mexicana volvió también a la senda del comportamiento positivo, tras crecer 5.4% en el primer trimestre respecto a igual lapso de 2009, con lo que quedaron atrás los seis trimestres de contracción y el periodo recesivo más profundo y prolongado de las últimas décadas.

El sector fabril fue apoyado fundamentalmente por el aumento en las exportaciones manufactureras, en especial de la industria automotriz, cuyo ritmo de avance se mantiene en cifras de dos dígitos.

'Confiamos en que se consolide esta tendencia y que el mercado interno acelere su marcha en beneficio de las empresas que dependen de él', expuso la Concamin.

apr