El sector privado del país anticipó que el mercado mexicano mantendrá una actividad débil durante el 2015 al no dar señales de recuperación, a pesar de que el motor externo refleja dinamismo desde la segunda mitad del 2014.

El constante ajuste a la baja del pronóstico de crecimiento del PIB para todo el 2015 anticipa un panorama complicado, en el que resaltan factores como la constante precarización del mercado laboral aun cuando se aprobó un aumento al salario mínimo para este año de 4.2%, ligeramente por arriba de la inflación esperada buscando una modesta ganancia real del poder adquisitivo , acotó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Expresó que el frágil avance que muestra la economía mexicana refleja una debilidad aún mayor que el modesto crecimiento promedio anual de los últimos 20 años, pues mientras en ese lapso la tasa de crecimiento por año fue de 2.6%, para el 2014 se prevé un avance de 2.2%, a penas.

En su análisis económico semanal, el organismo aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) explicó que dados los más recientes resultados de la evolución de los principales indicadores económicos del país, es evidente que la tasa de crecimiento para el 2014 estará muy por debajo de lo que se estimó a principios del año.

Abunda, lo más preocupante es que no se perciben indicios claros de un repunte importante en los próximos meses.

El 2015 es un año de desafíos. Consolidar la eficiencia de las reformas estructurales es un factor fundamental para lograr un fortalecimiento del entorno macroeconómico del país y fuente de bienestar social. Realizar los cambios que se requieren para solucionar los problemas de transparencia, rendición de cuentas, corrupción, impunidad e inseguridad, son indispensables para consolidar un ambiente de desarrollo sostenible en el mediano y largo plazos , consideró su director Luis Foncerrada.

De acuerdo con el CEESP, las cifras disponibles hasta octubre del 2014 indican que al considerar las cifras ajustadas por estacionalidad, las ventas al menudeo acumularon dos meses consecutivos con variaciones mensuales negativas.

Datos más recientes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) indican que durante noviembre sus ventas tuvieron un comportamiento poco favorable, ya que a pesar de verse influidas por el periodo de ventas denominado el Buen fin , su evolución fue incluso más débil que en el mismo mes del 2013, cuando todavía se enfrentaban los efectos de la debilidad de la economía mundial.

A esto se suma la posibilidad de un nivel inflacionario mayor a lo estimado como consecuencia del incremento de principios del año en el precio de las gasolinas y de todas las tarifas públicas, además del efecto que puede tener el tipo de cambio en los bienes comerciables.

erp