La economíamexicana mejorará su competitividad hasta que se logren aprobar las reformas estructurales (hacendaria, laboral y energética), afirma el sector privado; lo anterior se da en vista de que, hasta el momento, el supuesto ascenso en el ranking mundial ha sido efímero para el desarrollo del país.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) advierte que será tarea del próximo gobierno concretar los cambios que se requieren para acelerar el ritmo de crecimiento de la economía; éste sería el medio para fortalecer las ventajas que tiene el país y lograr un desarrollo rápido y sostenido.

De no hacerlo, seguiremos viendo resultados como el fuerte aumento en la informalidad y la delincuencia, que es en donde finalmente se pueden refugiar quienes no logran conseguir un empleo digno y bien remunerado con las prestaciones que marca la ley , sentencia el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En su Análisis Económico Ejecutivo semanal, el sector privado asegura que con las reformas, México podrá alcanzar crecimientos sostenidos por arriba de 6% anual y, con ello, generar más del millón de empleos requeridos por año.

La tarea es difícil pero se puede lograr. La estrategia público-privada debe ser tomada como un elemento fundamental para alcanzar el objetivo de crecimiento en menor tiempo y con mayor fortaleza. No se debe olvidar que el sector privado es el principal generador de empleos y riqueza en el país , considera el CEESP.

lgonzalez@eleconomista.com.mx