La mejoría de los principales indicadores económicos en el mundo impulsará a la economía mexicana a crecer por arriba del 4% para este año, fortaleciendo las perspectivas que detonen el mercado interno, considera el sector privado.

Las buenas señales en el exterior… incidirá de manera importante en el desempeño de la economía mexicana durante este año, sobre todo cuando sabemos que gran parte del impulso de la actividad productiva proviene del exterior, especialmente por la estrecha relación que existe con el aparato productivo estadounidense, por lo que si este mejora, nuestro sector exportador se verá beneficiado , mencionó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

No obstante, el organismo aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), destaca que si bien son buenas señales, es lamentable porque una vez más se demuestra que se mantienen una alta dependencia del exterior.

Es fundamental que se concreten ajustes importantes en política económica que estimulen el mercado interno para asegurar un crecimiento elevado y sostenido en el largo plazo, y para ello, el CCE propuso su agenda de trabajo para el nuevo gobierno a fin de aspirar a un crecimiento sostenido mayor al 6% anual.

A pesar de estas buenas señales, debemos considerar que este sigue siendo un comportamiento inercial, como consecuencia de la alta dependencia del exterior , destaca.

Los analistas del sector privado recomiendan mantener y fortalecer la estabilidad macroeconómica ganada durante los últimos años, puesto que no existen soluciones mágicas que corrijan los problemas que acarrea el país.

El CCE presentó un plan de acción al nuevo gobierno que buscan contribuir a estimular un mayor crecimiento, mejorar la distribución del ingreso y elevar el nivel de bienestar de los hogares, pero esto se llevará algún tiempo para encauzarlo.

klm