La economía mexicana registró un avance moderado en el primer trimestre, calificó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El indicador IMEF Manufacturero tuvo en marzo un aumento de 0.8 puntos, ubicándose en 54 unidades, permaneciendo en zona de expansión por noveno mes consecutivo.

Como otros índices anticipados, este indicador varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica. Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero se contrajo 0.4 puntos durante marzo, para ubicarse en 53.4 unidades y registrar el décimo mes consecutivo en zona de expansión.

“Los resultados de la encuesta de marzo del 2018 apuntan a que la economía sigue expandiéndose”, dijo el IMEF en su reporte mensual.

En la discusión económica, el Comité del Indicador IMEF destacó que aunque la volatilidad en los mercados accionarios estadounidenses se ha reducido, éstos aún no se han recuperado. Sin embargo, añadió, tras la reciente reunión de la Reserva Federal, los temores parecen haber disminuido respecto a que ante los bajos niveles de la tasa de desempleo de ese país, las expectativas de inflación pudieran revisarse al alza y dicho banco central tenga que acelerar el ritmo de normalización de su política monetaria.

Por lo que respecta a la actividad económica de México, parece que la mejora observada al cierre del 2017 continúa, aunque a un menor ritmo y sigue impulsada principalmente por el sector servicios, ya que la actividad industrial, salvo las manufacturas, sigue constituyendo “un lastre” para la expansión de la economía.

El IMEF destacó el efecto adverso sobre el crecimiento económico ha que tenido la caída de la inversión pública y el cambio de composición de la balanza comercial, en donde las exportaciones no petroleras muestran un superávit, mientras que las petroleras presentan un déficit.

Al respecto, hizo énfasis en la relevancia que tendrán los resultados de la renegociación del  Tratado de Libre Comercio de América del Norte sobre las perspectivas de crecimiento de México en los próximos años.

Finalmente, para los analistas que integran el Comité del Indicador IMEF, prevalecen fuentes de incertidumbre relacionadas con el proceso electoral en México, con las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal y el impacto final de la reforma tributaria en Estados Unidos.

[email protected]