Estados Unidos convenció a Canadá de apoyar su propuesta de reglas de origen automotriz para mantener los salarios ligados con el contenido regional de 75% y que la producción de ciertos componentes se realice en donde se pagan mayores sueldos, de 16 dólares la hora.

De acuerdo con fuentes allegadas a la negociación, Estados Unidos busca preservar la manufactura en su país y Canadá para presionar a México a que aumente sueldos en la industria automotriz.

Las reglas de origen que rigen la producción de vehículos en la región de Norteamérica ha sido uno de los puntos más controvertidos en la negociación para modernizar el TLCAN, ya que Estados Unidos proponía un nivel de 85% de autopartes originarias de la zona, aunque flexibilizó al sugerir 75 por ciento.

México puso sobre la mesa una proporción de 75% con lista de rastreo y un periodo de entrada en vigor de 10 años, en el supuesto de que Estados Unidos quitaría el tema salarial.

Después de la reunión que mantuvieron los ministros de México, Estados Unidos y Canadá, Ildefonso Guajardo, Robert Lighthizer y Chrystia Freeland, el viernes pasado, el Cuarto de Junto mexicano regresó de Washington, bajo el acuerdo de mantener las negociaciones a distancia, teniendo otra reunión el 7 de mayo.

A pesar de que se interrumpió la sesión permanente de los negociadores del TLCAN, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, y el presidente de la Concanaco, José Manuel López, descartaron que la negociación se encuentre en impasse.

Los temas complejos como la estacionalidad, la cláusula de extinción, las reglas para automotriz, el incremento del “de minimis” (monto de franquicia para importar por paquetería sin pagar impuestos), así como la eliminación del capítulo 19 sobre solución de controversias continúan en discusión.

“Con un contexto positivo, existen grandes avances, mantenemos la negociación de manera permanente, los gobiernos están consultando a sus sectores. La intención es lograr un acuerdo que modernice al TLCAN”, dijo el dirigente de Concanaco.

López reconoció el gran trabajo que está haciendo el equipo mexicano al negociar con una contraparte “tan inconsistente” y a pesar de ello está tan avanzado el acuerdo.

“Los secretarios Guajardo y Videgaray y su equipo han estado al pendiente de las necesidades de los sectores productivos y comerciales del país; no obstante, debemos insistir en que no por cerrar rápido se descuiden algunos aspectos”.

lgonzalez@eleconomista.com.mx