La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés) dijo el miércoles que dejará en tierra temporalmente a los modelos 787 de Boeing Co, luego de que un segundo incidente relacionado con baterías defectuosas en un avión Dreamliner causara un aterrizaje de emergencia en Japón.

De acuerdo con la FAA, United Airlines es la única aerolínea de Estados Unidos que opera los 787, con seis aviones en servicio.

La agencia dijo que las aerolíneas deberán demostrar que las baterías de iones de litio son seguras antes de poder reanudar los vuelos del nuevo avión comercial de Boeing, pero no dio otros detalles sobre cuándo será.

Se notificó a reguladores en otros países sobre la medida.

La FAA dijo que trabajará con Boeing y las aerolíneas para desarrollar un plan de acción correctivo que permita a la flota estadounidense de 787 reanudar las operaciones lo más rápido y seguro posible.

Las dos principales aerolíneas de Japón ya habían dejado en tierra a sus aviones 787 el miércoles, tras el aterrizaje de emergencia del Dreamliner, el último en una serie de incidentes que han resaltado la preocupación por la seguridad sobre una aeronave que muchos ven como el futuro comercial de la aviación.

All Nippon Airways Co dijo que los instrumentos en un vuelo doméstico indicaron un error de batería, lo que generó advertencias de emergencia.

El incidente fue descrito por un funcionario del ministerio de Transporte como "muy serio", un término utilizado en los círculos de seguridad internacional como indicador de que podría haber un accidente.

Las acciones de Boeing caían un 2% en operaciones tras el cierre a 72.80 dólares luego del anuncio de la FAA.

BOEING SON AVIONES SEGUROS, AFIRMAN

El presidente de Boeing, Jim McNerney, dijo este miércoles que apoya la decisión de la autoridad aérea estadounidense respecto a mantener en tierra los aviones Dreamliner mientras se investiga el motivo de la falla de las baterías y que trabajan con celeridad para resolver la situación.

"Nosotros confiamos que el 787 es seguro y buscamos garantizar su integridad. Tomaremos las medidas necesarias en los siguientes días para asegurar a nuestros clientes y usuarios y regresarlos a operar , comentó.

En breve comunicado, McNerney también lamentó los inconvenientes generados.

MFH/ APR