México recibió 4,788 millones de dólares de Inversión Extranejera Directa (IED) en el primer trimestre del 2011, un aumento interanual de 10.5% que estuvo impulsado por compañías estadounidenses, informó la Secretaría de Economía.

Las empresas de Estados Unidos aportaron 85.2% de esa inversión, muy por encima del promedio de 50.8% que abarcaron de la IED inyectada a México del 2000 al 2010.

Gregorio Canales, especialista en México para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, consideró que esta mayor participación estuvo influida por una recuperación rápida del consumo en Estados Unidos tras la crisis financiera del 2008-2009.

En forma paralela, agregó, la llegada de inversiones se produjo también como parte de un proceso de reubicación de empresas estadounidenses que trasladan operaciones a México para reducir costos de producción.

Las otras fuentes de IED en el primer trimestre fueron: Suiza, 368.6 millones de dólares; Canadá, 116.5 millones; España, 110.4 millones; Islas Vírgenes, 107.1 millones, y otros países, 6.6 millones.

Los flujos de IED están regresando a la normalidad y llama la atención que ocurra así, a pesar de los niveles de criminalidad , opinó Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Los resultados están acordes con las previsiones del CIDE, que oscilan entre 19,000 y 21,000 millones de dólares en el 2011.

SE ESTANCA EN LA DÉCADA

Desde otro ángulo, Feliz afirmó que la llegada de IED a México permaneció estáncada, dado que registró una media de 22,296 millones de dólares del 2000 al 2010, cuando el país debería recibir el doble, por el tamaño de su economía y sus necesidades .

La cifra trimestral de IED por tipo de inversión se integró de la siguiente manera: 1,357 millones de dólares (28.3%) de nuevas inversiones; 3,200 millones (66.8%) de reinversión de utilidades, y 230.1 millones (4.9%) de cuentas entre compañías.

Los sectores más atractivos fueron: el manufacturero, que recibió 54.4% del total de inversiones, el comercio (18.1%), la minería (12.0%), servicios profesionales (7.3%), servicios inmobiliarios (6.1%) y los restantes (2.1 por ciento).

En el 2010, las llegadas de IED a América Latina sumaron 113,000 millones de dólares, situándose Brasil como el mayor receptor, con 48,462 millones, seguido por México, con 17,728 millones, y Chile, con 15,095 millones, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

[email protected]