Nueva York.- Las autoridades estadounidenses conminaron a Boeing a realizar reparaciones "urgentes" de uno de los dos motores que equipan sus 787, su avión de nueva generación en materiales compuestos, que es susceptible de apagarse en pleno vuelo.

Esta orden surge luego de un incidente el 29 de enero pasado en un 787 de Japan Airlines que volaba entre Vancouver y Tokyo, explica la agencia de aviación estadounidense (FAA) en una consigna de navegabilidad en su página en internet.

NOTICIA: Boeing planea despedir a 8,000 empleados para bajar costos

La directiva se aplica sólo al motor derecho del 787, más nuevo que el motor izquierdo, que no ha mostrado problemas.

La consigna de la FAA, que únicamente tiene autoridad sobre las aerolíneas estadounidenses, concierne a 43 aviones en Estados Unidos. Pero a nivel mundial, 176 Boeing 787 pertenecientes a 29 líneas aéreas se ven afectados.

NOTICIA: Triplicará AL demanda flota aviones comerciales en dos décadas: Boeing

El motor derecho del 787 de Japan Airlines se detuvo repentinamente mientras volaba a 20.000 pies (6.096 metros) de altitud. La tripulación no consiguió reiniciarlo, pero el avión pudo aterrizar con un solo motor unos minutos después del incidente.

"La eventualidad de una falla en pleno vuelo en los dos motores debido al mismo problema es una cuestión de seguridad urgente", explica la FAA.

NOTICIA: United Airlines ordena a Boeing 25 aviones 737 por 2,000 mdd

El 787, bautizado "Dreamliner", tuvo un comienzo difícil por problemas de batería que llevaron a las autoridades internacionales a impedir su funcionamiento durante varios meses a principios de 2013.

mac