Estados Unidos anunció el viernes que suspendió las importaciones de camarón mexicano, argumentando que no se protege a las tortugas marinas en México.

“El Departamento de Estado suspendió la certificación de México porque su programa de protección de tortugas marinas ya no es comparable al de Estados Unidos”, dijo el gobierno estadounidense en un aviso publicado el viernes en el Federal Register.

Previamente, Estados Unidos ordenó que México estableciera protecciones para garantizar que las tortugas marinas no queden atrapadas en redes de arrastre, redes de tamaño industrial arrastradas bajo el agua que a menudo resultan en capturas incidentales o animales atrapados involuntariamente.

México promulgó el requisito de que los pescadores usen dispositivos de exclusión de tortugas marinas en las redes para evitar que esto suceda, pero por razones desconocidas, el Departamento de Estado determinó que las expectativas no se estaban cumpliendo.

El gobierno de México dijo el viernes que trabajará para recuperar su certificación mediante la implementación de un “programa más agresivo de inspección y supervisión”.

De acuerdo con la agencia AP, casi todas las especies de tortugas marinas están clasificadas como en peligro de extinción, según el Fondo Mundial para la Naturaleza, que cita las redes de arrastre entre los factores que causan su desaparición.

La mayoría de los animales capturados como captura incidental sufren lesiones o mueren, lo que contribuye a la disminución de la población y dificulta la recuperación de la población, señala la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

“Para recuperar lo antes posible esta certificación, el Gobierno de México, a través de las autoridades competentes, lleva a cabo acciones preventivas y correctivas, tales como cursos de capacitación y seguimiento a los procedimientos de calificación de infracciones, a la par de un programa más agresivo de inspección y vigilancia”, dijo la Sader en un comunicado.

Según la Sader, las exportaciones totales anuales de camarón a Estados Unidos alcanzaron 30,000 toneladas en 2019, con un valor de 300 millones de dólares.

roberto.morales@eleconomista.mx