El Departamento de Energía de Estados Unidos dijo el miércoles que había autorizado más exportaciones de gas natural licuado (GNL) desde las terminales de Cheniere Energy Sabine Pass, Luisiana, y Corpus Christi en Texas.

Las autorizaciones dan a las terminales flexibilidad para exportar el equivalente a 720 millones de pies cúbicos diarios de GNL a cualquier país con el que Estados Unidos no tenga un tratado de libre comercio, incluida toda Europa.

Además, todos los proyectos de exportación de GNL en funcionamiento cuentan con la aprobación para exportar toda su capacidad a cualquier país al que no lo prohíba la legislación o la política monetaria estadounidense, según el Gobierno.

Parlamentarios republicanos y representantes de la industria energética han pedido al Gobierno de Biden que aumente las exportaciones de gas natural y petróleo a sus aliados, especialmente cuando Europa se enfrenta a una crisis energética como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania.

Estados Unidos es actualmente el primer exportador mundial de GNL y se espera que envíe un 20% más que ahora a finales de este año.