A partir de este lunes, la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) comenzó a recibir comentarios respecto a un proceso de exclusión arancelaria relacionado con el Covid-19 para productos sujetos a los aranceles de la Sección 301.

En avisos anteriores, la USTR ha modificado la acción en la investigación de la Sección 301 de los actos, políticas y prácticas de China relacionadas con la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual y la innovación al eliminar los aranceles adicionales de los productos de atención médica necesarios para abordar el brote del Covid-19.

A la luz de los desarrollos en curso, ahora está solicitando comentarios públicos sobre otras posibles modificaciones para eliminar aranceles de productos de atención médica adicionales.

En julio del 2018, citando preocupaciones sobre las políticas de China sobre propiedad intelectual, tecnología e innovación, la administración Trump impuso aranceles de 25% sobre 34,000 millones de dólares de importaciones desde China utilizando la autoridad delegada por la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974.

Desde entonces, Estados Unidos ha ampliado la cobertura de las tarifas de la Sección 301 a 550,000 millones de dólares de importaciones de China.

Como una primera medida, el titular de la USTR, Robert Lighthizer, en consulta con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, priorizó la revisión de las solicitudes de exclusión dirigidas a productos de atención médica relacionados con la respuesta de Estados Unidos al Covid-19, y otorgó aproximadamente 200 exclusiones separadas el 5 de marzo del 2020.

Las exclusiones cubrieron productos de equipos de protección personal y otros bienes relacionados con la atención médica.

El expediente para comentarios permanecerá abierto al menos hasta el 25 de junio del 2020 y puede extenderse según corresponda. Para facilitar la consideración oportuna de posibles modificaciones, las personas interesadas deben enviar comentarios lo antes posible. También pueden enviar respuestas a los comentarios.

Para garantizar su consideración, cualquier respuesta a los comentarios debe enviarse dentro de los tres días hábiles posteriores a la publicación de un comentario en el expediente. La USTR revisará los comentarios de forma continua. Hasta este lunes, había recibido 339 comentarios.

Los comentaristas deben abordar específicamente si el producto en particular o un producto comparable están disponibles de fuentes en Estados Unidos o en terceros países.

También deben exponer cualquier cambio en la cadena de suministro global desde julio del 2018 con respecto al producto en particular o cualquier otro desarrollo relevante de la industria. Además, debe incluir los esfuerzos, en su caso de los importadores o compradores estadounidenses que se han llevado a cabo desde julio del 2018 para obtener el producto de Estados Unidos o de terceros países. La USTR continuará considerando si la imposición de aranceles adicionales sobre los productos cubiertos por la exclusión resultará en un daño económico severo para el comentarista u otros intereses estadounidenses.

rmorales@eleconomista.com.mx