El Estado federal estadounidense admitió una pérdida 2,100 millones de dólares en un préstamo acordado al constructor de automotores Chrysler en enero del 2009, del cual obtuvo un reembolso recientemente de 1,900 millones de dólares.

El préstamo por 4,000 millones de dólares fue otorgado al Chrysler Holding (CGI Holding), casa matriz de Chrysler LLC, ("Old Chrysler"), en enero del 2009, que quedó en cesación de pagos cuando se amparó en la ley de quiebras en abril del año pasado.

El departamento del Tesoro anunció este lunes que recibió "un pago de 1,900 millones de dólares", de CGI "como cancelación de uno de los préstamos" otorgados para financiar a "Old Chrysler."

"Este pago, aunque menor al valor nominal, es significativamente mayor que lo que el Tesoro esperaba recuperar por este préstamo", señala el comunicado del Tesoro.

RDS